Escribología

Quiero caer en lo absurdo

Quiero caer en lo absurdo,
porque la realidad es muy aburrida,
en ella no hay cabida a la locura.

Quiero caer en lo absurdo,
imaginarme una fantasía de amor,
donde el drama no sea el principal factor.

Quiero caer en lo absurdo,
estar en un mundo distinto y colorido,
en el que mi final no sea estar derrotado.

Quiero caer en lo absurdo,
necesito caer en lo absurdo,
necesito tener aventuras,
necesito vivencias extremas,
terroríficas, románticas.

Quiero caer en lo absurdo de una vida genuina.

Estándar
Escribología

Untitled

Mientras más lo pensaba,

menos encontraba palabras

para describir lo nuestro

Era un secreto compartido,

Una amistad erótica

Era un ir y venir de emociones

de “te quieros” repartidos

en atardeceres robados al tiempo

eran momentos,

roces,

sonrisas

miles de caricias,

de deseos insatisfechos,

deseo de tenerte en mis brazos y no soltarte

eran miradas cargadas de sentimiento

no éramos novios,

ni solo amigos,

no habían etiquetas

no hacían falta,

si tú sabías bien que yo era tuya

y yo, quería creer que tú eres solo para mí

que aún con nuestras locuras

ambos pensábamos el uno en el otro

todo el tiempo,

que nos buscábamos con amor algunas veces

que rompíamos barreras para vivirnos

e inventábamos cualquier pretexto para encontrarnos

Entonces comprendí,

que no hacía falta nada,

si podía llamarte amor

si alguna vez, me decías “mi cielo”

y te perdías en mis ansias

y nos perdíamos, para siempre

el uno en el otro

Estándar
Escribología

Besos robados

Lo nuestro fue un amor extraño

de principio a fin,

lleno de dudas,

de precauciones

de evitar que la gente se enterara,

como fugitivos,

como si tuviéramos dueño

como si nuestro amor fuera prohibido

nos rozábamos

nos tomábamos las manos de manera discreta

nos dábamos besos robados

robados el uno al otro

robados al tiempo

yo muriendo por besarte

tú por tenerme entre tus brazos

con guiños alguna vez

miles de miradas intensas,

de esas cargadas de deseos por cumplir

palabras, que hablaban de amor

otras, que hablaban de pasiones

de amaneceres en la piel

de historias, que aún no se han escrito

que hablaban de promesas

y de besos, de todos los besos que quedaban por robar

 

Estándar
Escribología

Resignación

Escuché tus palabras
y mi corazón volvió a latir
al compás que marca
el inicio de un amor

te vi sonreír
y quise creer que era para mi
que de verdad yo era el motivo
pero las acciones hablaban más

Gritaban más alto que nunca seríamos
que eso que soñaba jamás llegaría
y es que venías y brillabas
y de repente te alejabas otra vez

Y aparecías de nuevo,
jugando conmigo
en ese ir y venir
en ese estar y no querer

y fue así que mi corazón
se resignó al final
a que tú y yo, nunca seríamos nosotros
a que tu corazón no sería mío jamás

Estándar
Escribología

En tu almohada

Hazme un espacio en tu almohada que quiero hablarte mientras nos perdemos viendo al techo.

Quiero caber en tu espacio y calmarnos con el acto de sentirnos respirar

Acostar nuestras mentes y dejarlas descansar.

Darle vuelta a la almohada cuando se canse de cargar con nuestros dilemas y que se embriague con nuestro olor.

Hazme un lugar a tu lado que quiero disfrutar del silencio de entendernos.

-Amarela-

Estándar
Escribología

Soy atardecer

Soy como el cielo
cuando se va oscureciendo,
así como se fue apagando mi luz,
quizá por eso me gustan más
los atardeceres que los amaneceres,
porque soy así, me apago
y me vuelvo silencio.

Todos los días por la tarde,
aunque varía la hora,
a veces tarde, a veces temprano,
quizá por eso me gustan más las nubes
y el cielo, que la misma luna.



Soy atardecer, luz a medio apagarse
y oscuridad lista para quedarse.


– Ragek

Estándar
Escribología

Sentimientos

Existen sentimientos
Sin nombre
Sin definición
Sentimientos que hielan
Sentimientos que queman
O que no quedan en nada

Existen sentimientos
Que despiertan o
Que duermen
Sentimientos puros y
Otros cuantos de mentira

Existen sentimientos
Que se lloran
Que se ríen
Que se gritan
Que desgarran

Existen sentimientos
Que nadie siente
Sentimientos que nadie inventa
Sentimientos que no importan

Existen sentimientos
Que se cantan
Que se pierden
Que te reviven
Y otros cuantos
Que terminan de matarte

Estándar
Escribología

Antónimos

Me levanto temprano, uso zapatillas, bebo café y me recojo el cabello.

Vuelvo a dormir, me descalzo, dejo la taza a medias y me quito la cola.

Estoy presente, siento dolor, me coloco las gafas y enciendo el carro.

Me desconecto, tomo analgésicos, vista borrosa y el combustible se acabó.

Me extravié… aún con el mapa en la mano, el GPS encendido y consejos sabios; pero tú también, aún con un amor esperanzado y otro no tanto.

No me encuentro y tú tampoco a mí, y no me veo aunque a ti hasta en mis sueños, e intento calmarme aunque quiera perturbarte.

Entonces, ¿terminó?… quiero que termines.

Estándar
Escribología

Confesión

Debo confesar que ese día me perdí en sus brazos,

Recuerdo que estabas ahí, en algún lugar

indeciso, esperando que todo se te aclarara

y yo esperando pacientemente,

que quisieras

que te decidieras por mí

Pero mi alma se cansaba

mi corazón sufría

porque quería creer en ti

en tus palabras,

creer que sí querías,

que solo tenías miedo

creer que después de todo

contigo sería distinto,

pero nada cambiaba y pasaban los días

y tus labios se alejaban

y tus palabras ya no hablaban de amor

y a pesar de estar dispuesta a todo

tú no me mirabas a mí

y me encontré con él,

él, que nunca prometió nada

que nunca habló de amor,

pero se entregaba

y con el sudor, se llevó las angustias

que tu estar y no estar me causaban

y me hizo sentirme libre de nuevo

libre de ti

libre, para amar otra vez

Estándar
Escribología

Vidas pasadas

Recuerdo la primera vez
Que en mi camino te encontré
Tu sonrisa radiante
Tu mirada seria
Cómo latía el corazón
Y cómo se estremeció el alma

Sentí que te conocía
Desde hace muchas vidas 
Que estaba destinada a encontrarte,
Quizás en mi vida pasada
Fuiste el amor de mi vida

Quizá dormí abrazada a tu cuerpo
Y vi tu sonrisa cada mañana al despertar
Quizá nos prometimos amor eterno
Quizá no queríamos soltarnos jamás

Dime amor
¿En cuántas vidas te he amado ya?
¿Cuántas nos faltan aún?
Si aún nos falta tanto amor
y se siente como si una vida 
no fuera suficiente 
para ver tu sonrisa
como si una vida no fuera suficiente 
amor, para amarte

Estándar