Escribología

No sé qué hacer

Prometiste quedarte hasta que nuestros huesos se cansaran de levantarse, hasta que nuestras voces dejaran de intentar hacerse escuchar.

El tiempo pasa lentamente y yo voy detrás de él, aún más despacio. En silencio, con el corazón pegando a gritos que lo consuele y vuelva a tus brazos.

Mis manos no encuentran dirección, porque buscan tu rostro y me reclaman alejarlas de ti está noche. Mis labios se niegan a pronunciar que no te necesito y por el contrario, están aferrados a deletrear que te aman.

Mi cabeza es un relajo, un enredo de ilusiones e intenciones; mi lengua no se sabe controlar y aunque le ordeno repetir que estoy bien sin ti, ella me contradice diciendo que necesito que vuelvas.

Dime, ¿cómo le hago entender a mis sentidos y cuerpo que no estás?, que no estás y que la decisión es tuya, aunque no por palabras sino por acciones…

Me estás faltando y fallando, y no sé qué hacer.

No sé qué hacer con mis piernas que extrañan tu contacto, ni qué hacer con mis ojos que son tercos en buscarte…

Ayúdame, porque en verdad, no sé qué hacer.

Estándar
Escribología

Suave levedad

Te he soñado más de una, dos, tres, cuatro veces, ya ni recuerdo cuánto tiempo me ha demorado la espera de un mensaje, de una palabra.

Perdí la cuenta de los suspiros, las lágrimas, las palabras y los versos que locamente y tantas veces te dediqué.

Te concedí cada uno de mis días, te entregué todos mis pensamientos, fuiste suave levedad.

Caída libre, riesgo sin temor, solo eras tú con ese espíritu aventurero y yo tan temeros@ con tantas ganas de descubrir el mundo, la vida, a vos.

Estándar
Escribología

Delirio # 5

pensando en el hoy, recordandome del mañana, distraído por el pasado, me fui poco a poco caminando por la vereda del silencio y me sumergí en el abismo del tiempo.

entonces de la nada aparezco caminando por el todo, inspirado por nada, soñando con algo que no es algo, algo que quisa no sea nada…

En ese momento un recuerdo pasa por mi mente, un recuerdo irrelevante e innecesario que tampoco es nada y en realidad no recuerdo…

me desplazo por el mundo desolado que por la injusticia es desolador que en situaciones es frío pero en otras situaciones da esperanza.

en un suspiro tengo una copa en la mano, copa que contiene veneno, considero dar un trago y justo cuando lo llevo a mi boca, despierto de un salto.

PL

Estándar
Escribología

¿Mal de amores? para que los quiero…

En más de alguna ocasión en la vida el desamor me enseñó una valiosa lección.

Recuerdo haber leído algo sobre ¿cómo saber que te has curado de desamor?, y la respuesta decía algo como: “cuando ya no tienes la necesidad de estar revisando las redes de esa persona”.

Quizá curarse iba un poco más allá de eso, por mucho tiempo me costó entenderlo, y es que no se trata de recursos, magia, trucos o tutoriales, era amor propio lo que necesitaba.

Todo comienza en poco y gradualmente, nada sucede de la noche a la mañana pero tampoco nadie ha descubierto aún cuánto tiempo necesitas para sanarte.

Porque eso sí, nada pasa si tu no pasas, y eso de seguir y avanzar ya me suena muy trillado.

Estándar
Escribología

Escribiendo.me Libre

Quisiera decir que soy un ser sin género pero eso es imposible,
no me identifico con banderas, solo con mi “libertad”.

He decidido hacerme ver como “Escribiendo.me Libre”,
porque creo fielmente en que cada día sigo llenando de letras este libro llamado Vida y que me escribo a mi mism@ con la libertad en que no puedo mostrarme a la sociedad.

Aquí estoy y soy de todos lados
de la naturaleza,
del aire,
del fuego y
del agua.
Soy todas esas historias propias y ajenas que les iré compartiendo.

¡Gracias por existir!

Estándar
Escribología

Insomnio.

  • 4:00am

Heme aquí de nuevo, siendo controlada por mis pensamientos nocturnos, acusándome de las cosas malas que he hecho.

La mente me traiciona, me acusa, me inquieta, aún cuando duermo me atormenta con pesadillas que me despiertan a media madrugada.

Los fantasmas me persiguen, se ríen y me ven sin paz, al borde del llanto y del quebranto.

Mi alma es consumida, se seca y se oscurece, poco a poco se marchita y muero por dentro.

  • Ya no hay más de mi…
  • Me veo en el espejo y no me reconozco; ¿quien es esa persona? Ya no es la misma de antes.

    No es la misma mirada, no son los mismos sentimientos.

    ¿Qué te ha pasado? ¿En qué te has convertido? ¿Dolor? ¿Tristeza? ¿Soledad?

    ¿Gritar? ¿Llorar? ¿Escapar? No, esto no es una opción, a dónde quiera que vaya los fantasmas ahí estarán, me perseguirán, no se irán.

    Calla mente, hay que ser felices (o eso dicen) todo está bien, no pasa nada, supongo.

    Todo es producto de tu mente, nada es como lo piensas, todo es parte de tu imaginación.

    ¡Calla mente! Deja de jugarme la vuelta.

    ¡Calla mente! Nada pasó, todo es un delirio o tal vez imaginación.

    Estándar
    Escribología

    Princesa de hierro.

    La princesa blanca con cejas de guerrera,
    fue la primera de su especie,
    inesperada belleza,
    inesperada vida.

    La guerrera que a golpes reclama su lugar
    y a escondidas suelta en llanto,
    esa que se vuelve mujer a cada instante
    y que se mantiene inocente ante mi mirada.

    La tercera mujer de mi vida,
    la que me alegra y me enoja por días,
    No hay manera que detenga sus pasos,
    Me aterra quedarme sin ella, pero…
    aun más, me aterra retenerla a mi lado.

    La princesa directo al trono de mi vida,
    que no sufra, que no llore desearía,
    esa niña que amo y que no lo sabe,
    espero que con estas letras comprenda.

    Que aunque mi boca no lo diga,
    mi corazón late gracias al amor que le tengo.

    -SHI

    Estándar