Escribología

La llave

Hoy no puedo dormir la dejé olvidada, no la encuentro por ningún lado.

Quizás la dejé pérdida en tu mirada, o la dejé en tu bolsillo.

Quizás la bote cuando te vi, me tomaste por sorpresa.

Pude haberla dejado en el baúl que abrí hoy, cuando llovía.

Recuerdo que la tuve entre mis dedos, cuando recordé tus besos.

Puede ser que te la hayas llevado contigo, sin yo saberlo.

Insisto debería de tener una de repuesto para ocasiones como estas, en las que vienes, desordenas todo y te vas…

Quizás deba llamar para preguntar en donde la dejaste, o si la viste en algún lugar.

No puedo dejar que te la quedes, debo encontrarla… sin ella nunca más volveré a soñar.

Quiero dormir pero tú te la llevaste, para molestarme quizás.

Es más vengo a exigirte que la ¡devuelvas ya!… Tú eres la única culpable de que el insomnio sea mi amigo.

No quiero ir a buscarla, si voy puede ser que no quiera regresar…

Porque si la encuentro me aferraré a tu cabello, a tu cintura, a ti y no querré olvidarte más.

Déjame dormir y soñarte junto a mí, sólo de esa manera puedo vivir…

Quiero la llave del sueño, que te llevaste junto con tu cuerpo cuando te marchaste de aquí…

Me condenas al desveló si tú no estás aquí junto a mi…

Devuelve la llave de tu cuerpo para que valga la pena morir de insomnio…

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s