Escribología

Sin derecho a opinar

Desorientada camine con desgano

no sabía que pensar

no sabía que sentir

había algo roto…

 

Una luz con ilusiones llegaría pronto,

no podía dejar de pensar,

era un regalo para su vida.

 

No eran ilusiones  muertas de mi parte,

pudo haber sido amor o cariño,

que se yo…

 

Volví a sentir ese balde de agua

caer sobre el cuerpo

que me hizo erizar la piel

y volver a sentir ese frío que quemaba…

 

Un día en compañía del insomnio…

un recorrido en carro en compañía de la soledad…

y una noche casi en el hospital… la decepción llego de visita.

 

Pero ¿Cuál era mi berrinche?

si yo había pedido por su felicidad…

ella llego, quien era yo para siquiera protestar

Yo no era nadie en su vida…

 

Nada me daba la solvencia moral de juzgar…

en fin estaba rota e incompleta buscando a quien castigar.

Use un cuerpo sin rostro para perderme un rato,

no sirvió pero me hizo pensar.

 

La aceptación era la única cura…

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s