Escribología

Cafeína

Soy un escritor aficionado, de los peores que han leído…
Aveces no se ni como empezar un par de versos, otras solo salen de alguna parte del cerebro inspirado por la cafeína que ronda en mi sangre…
Pero al ver su mirada, esa mirada, maldita sea ¿como no iba a nacer algo de mí?
No, ya no del cerebro, si no de ese músculo viviente, encerrado y en conflicto en el lado izquierdo de mi pecho…
Esa mirada combinada con una sonrisa que ataca directo a la sinceridad para escribir esto, para escribirla en mis líneas y para que de vez en cuando nos escribamos juntos cuando nos queremos a ratos…
Mientras tanto, adiós inspiración… Hola cafeína.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s