Escribología

La cordura del espejo

Creo en la vida, como creo en la muerte, como creo que es la vida misma, la que nunca deja de ser quien es, aunque se ponga otro vestido.

Y nos hace recordar quienes somos. Y nos hace recordar que queremos. Amor.

Creo en la distancia compartida, como desafío del destino, la que divide los cuerpos pero jamás dividirá las almas, porque creo que la distancia no es metro ni medida más que tramo de época, año, tiempo.

Creo que las almas siempre se juntan, siempre, y es como ganar el desafío, dictado por el gran destino.

Creo en la abundancia del espíritu, de lo contrario ni siquiera podría comer, dormir y soñar, escribir, jugar, y bañarme de vez en cuando, reír y llorar de risa, llorar de dolor, llorar por dentro como acostumbro, y llorar por fuera como me han enseñado. Pero llorar de felicidad ¡Vaya! Como he aprendido ahora.

Creo en lo ausente, porque un día tuvo que estar aquí, porque su olor aun se siente, su calidez sin conocerla hace falta, es como si la voz nos atravesara el cuerpo de vez en cuando, como un escalofrío después de la caricia, para recordarnos que un día estuvo aquí, y que por nosotros volverá.

Creo en la riqueza de lo ajeno, la que se vuelve propia, porque si estas bien me gozo, porque si sos feliz, lo comparto, y lo disfruto, a lo divino agradezco, como esas canciones que medio mundo canta, que aman, que en verdad adoran.

Creo que pierdo el piso de pronto, sin aviso alguno, y la cordura con mayor facilidad, pero si no lo hiciera cada cuando, entonces dejaría de ser yo quien aun cree, quien aun ama, quien aun quiere llorar de dolor y felicidad y de sueño cuando abre la boca para hacer un bostezo, por haberse levantado temprano, porque todos sabemos que no me gustar madrugar.

Y la cordura del espejo me ha enseñado, que a lo largo del camino la vida toma forma, es lo que musita a mi oído, y sí, el amarte es mi motivo. Mi agridulce motivo.

Y sí, creo que daría mi mano izquierda por vos, por que estés bien, porque te amo.

Y creo que me quedaré aquí un buen tiempo, porque no solo estoy bien, porque justo ahora inevitablemente, también, estoy creyendo..

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s