Escribología

No voy a mentir

Un millón de palabras no harán que las cosas cambien, tampoco un millón de lágrimas, lo sé porque he llorado hasta quedarme sin ellas, hasta que el alma se me secó. Tal vez lo único que duele más que decirte adiós es el saber todo lo que eso conlleva, el pensar en el hecho de que ya no seguirás “sucediendo” en mi vida.

Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardar los mejores, olvidar los demás. Soñar como si fueses mío para siempre y vivir como si fueses mío hoy mismo. Los recuerdos construyen un camino que llega hasta el corazón y logra que siempre los sienta uno muy cerca, aunque en realidad estén muy lejos el uno del otro.

Espero que leas esto completamente y no lo dejes para después continuarlo, espero que para cuando hayas terminado de leerlo hayas entendido lo que te quise decir. Escribir esto debe ser una de las cosas que más me costó y dolió hacer en todo este tiempo. Hay cosas que creí que no volverían a pasarme, porqué creí saber mucho acerca de esto del amor. Creí saber lo suficiente como para no equivocarme. Sin duda, es evidente que tengo que aprender que en estos asuntos las experiencias a veces no sirven de mucho, uno vuelve a caer una y otra vez en los mismos juegos, en las mismas trampas, y lo peor de todo es que al darnos cuenta de eso llegamos a sentirnos muy tontos.

Quisiera decirte tantas cosas, lamentablemente no me queda nada más que dejarte dicho todo de esta manera, pero la única razón de hacerlo así es porque no puedo hacerlo diferente, si tal vez me vieras ahora lo entenderías.

Es irónico, yo soy siempre la que aconseja a mis amigas en temas del amor, no sé si es porque les inspiro confianza o porque simplemente creen que tengo un poco de razón en las cosas que les digo (aunque ahora yo lo dudo), conozco muchas situaciones diferentes, algunas que me tocaron vivir a mí, situaciones que particularmente me hicieron tocar a veces no sé si el fondo, pero era demasiado hondo para mí. Otras que le han pasado a mis amigos y amigas y nunca termino de sorprenderme, hoy tengo que decirme todas esas cosas que yo dije a ellos alguna vez, porque simplemente no quiero hablarlo con nadie, ha sido una situación tan compleja que dudo que sirva de algo hacerlo, simple y sencillamente no lo entenderían.

Evidentemente algo se nota en mí, no puedo disimularlo, me preguntan que me pasa estos últimos días, que dónde dejé esa felicidad que tenía no hace mucho, que dónde dejé ese brillo de mis ojos, no son tontos, me conocen, algunos lo suficiente como para darse cuenta de que algo me pasa incluso cuando les hablo, porque también se me nota al hablar. Me duele tener que mentirles cuándo me preguntan ¿cómo estás?, y yo les digo, muy bien, acá ando, lo digo con mi mejor cara, cuándo no puedo disimular este dolor que a veces creo que podría matarme. Pero así son las reglas, así es la tristeza.

Ahora solo tengo que esperar a que llegue la hora en que todo pase por fin y volver a empezar, tal vez un poco más fuerte, porque eso es lo que dicen, lo que no te mata, sólo te hace más fuerte. Ya te imagino leyendo esto, pero no te equivoques, ser fuerte no significa volverse insensible o frío. Siempre digo a los demás cosas como, hey! la vida sigue, el planeta sigue dando vueltas, viví la vida, no te quedes sentado porque estás mal, pero qué difícil es seguir viviendo cuando estás atado a algo y eso que te ata resulta ser lo que amas con más fuerza de las que tienen tus piernas para caminar.

¿Sabes algo? Creo que la única forma que me queda para salir de esto es sin mentir. No voy a salir a decir que no te amo, porqué es mentira, y creo que ya me mentí lo suficiente a mí misma al estar contigo, no más mentiras y que sea tal vez lo que Dios quiera. Ya las cosas pasaron, el dolor está aquí, te confieso que siento que la vida se me acaba, no sé cómo salir de esto, no sé cómo acostarme sin pensar en ti, no sé cómo hacer para no extrañarte tanto, porque no voy a decirte que no te extraño…

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s