Escribología

Fe

Me despierto todos los días pensando que algún día todo va a cambiar..Pero no hay mejora… todo sigue igual.

Una pastilla al despertar y un polvo después de desayunar con ejercicio, frutas, agua y verdura dice el doctor que todo sanara.

¡Pero no es cierto! Tengo una caja que parece que contiene mi vida artificial.

Una pastilla rosada, una anaranjada, una blanca y de vez en cuando una verde, parece puro cóctel para suicidarme, pero no lo es, solo es el medicamento que a diario me mantienen viva.

No se lo cuento al mundo entero, ni voy por allí quejandome para que sientan lastima por mi…presumo que si aun sigo acá de este lado es porque me  hace falta cumplir un propósito o joderle la vida a alguien.

Soy un dolor de cabeza literalmente, me aprendí a cuidar sola, eso si a veces me hacen falta mimos, para eso tengo sobrinos.

No tengo ni novio, ni enamorado, ni amigo con derechos ni nada que se le parezca, es que en una relación seria no hay quien aguante a esta enferma. Pero si tengo quien me baje la temperatura en verano y se digne a subirla en invierno.

Ayer me dijeron pobrecita, les grite que no lo soy, porque tengo dos brazos, dos piernas, una voz, un cerebro y un corazón. Y sobre todo fe, al final creo que es lo único que en realidad funciona mejor que el medicamento.

Se lo he contado a mi padre y me ha dicho que tengo un propósito y que siga luchando por lo que quiero, ya he alcanzado muchas cosas con su ayuda.

Que no necesito mas influencias que las suyas, no escribo esto por dolida sino, porque entre tanta mierda que hay en el mundo, aun creo que hay buenas personas.

Que si he dejado mi vida en manos de mi creador, claro que lo he hecho, pero no le dejo todo el trabajo, también hago lo que me toca.

No soy ni seré ejemplo de nadie, pero nada de lo que sucede me detendrá y por si llegara la muerte a tocar mi puerta con gusto me iría, porque no he lastimado a nadie con intención.

Que si soy feliz… claro que lo soy, soy feliz y me disfruto cada parte de mi vida con sus anomalías y sus viajes, con sus inviernos y primaveras, pero sobre todo con mis desaciertos y aciertos.

Ahora después de este gran testamento, te invito a tener fe, si esa certeza de lo que esperas y la convicción de cree en lo que no se ve.

Estándar

Un comentario en “Fe

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s