Escribología

Encontré unas historias.

En la intrincada oscuridad del subconsciente hay millones y millones de historias. A veces a los escritores se nos mete la idea de que en alguna parte remota y desolada del cerebro, hay un horno, dedicado exclusivamente a sacar calientes y deliciosos relatos, rellenos con las experiencias que uno va almacenando en su paso por la tierra.

La verdad es que yo siempre espero que de las nebulosas sombrías de mi mente, donde no hay ni una diminuta lumbre, salga una historia fantástica y de buen gusto.

Que sin darme cuenta, todas esas experiencias cotidianas hagan a mi imaginación algo distinto, que todo esté planeado para que en algún punto de mi vida tenga los recursos mentales necesarios para crear una historia como ninguna otra.

No sé de dónde vienen las historias. Pero es muy fácil encontrarlas.

Verán, yo tuve una fascinante idea para una historia, un tipo, uno que adora andar en bicicleta y salir a explorar por donde pueda, qué tal si a este tipo le ponemos Armando, y qué tal si un día Armando sufre un terrible accidente. Iba en su bicicleta y de repente un carro… Ah y ahí es cuando pasa lo interesante, la historia no era sobre la vida que viviría Armando, sino de su hijo: Carlos, un niño de 10 años, Armando nunca tuvo más que un hijo, su esposa había fallecido hace 6 años, no tenía hermanos, y sus padres habían muerto hace bastante tiempo. Carlos estaba solo.

¿Qué clase de cosas podrían pasar luego? Bueno, muchos escritores alrededor de todo el mundo podrían tener una idea de lo que le depara la vida a Carlos. Algunos ven que se convertirá en un niño problema, que asistiría a una escuela pública y que trabajará en la noche, otros que será rescatado por alguna institución y que ahí conocería al amor de su vida, es una infinidad de respuestas.

Por eso creo que las historias están hechas de lo que sea que estemos hechos nosotros, son nuestros parientes, y no sé si son mayores que nosotros, o si son más jóvenes, pero si se que llevan nuestra sangre.

En mi sangre están mis historias, en mi mente las palabras.

Estándar

Un comentario en “Encontré unas historias.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s