Escribología

Una historia que no habla de amor…

Hace unos meses pasé por una de las situaciones más complicadas de mi vida,algo que creí que nunca me iba a pasar, pensé desfallecer, quería llorar, quería desgarrarme el alma, acabar con el dolor, pero no era un dolor físico, me dolía hasta en el corazón, me quise caer a pedazos, fueron días críticos.

Pero… 

Me tope con alguien que me habló que me hizo ver diferente la situación, y me ayudó diciendome las mejores palabras que pude escuchar…

“Mandé a la mierda todo, llore, grite, quiebre todo, haga pedazos todo lo que pueda, peleese con Dios si es necesario, reclamele por ponerle en estas situaciones, encierrece en su cuarto, sienta morirse, no hable con nadie, desarmese usted sola, revuelquese del dolor, lloré hasta secarse, pero…

Al siguiente día levantese, póngase los huevos o pida un par prestados, reconcielese con Dios, pidale perdón, recobre su vida, sonriale a todo, cambie su manera de ver la vida, todos tenemos derecho a caer y querer morir y una mujer fuerte como usted puede soportar eso y más, demuestrele a todos como ni los problemas la pueden botar, sea el soporte de todos los que confían en usted, vuelva a ser la mujer con sonrisa bonita, y ojos brillantes”. 

Las batallas más grandes son para los mejores guerreros.

Para tí, que aunque no nos conozcamos y estés pasando por una situación dura, te dejo ésto, porque todos tenemos derecho de caer pero la obligación de lenvantarnos.  
Dulcinea 🌻

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s