Escribología

Al final aprendí…

  • La vida se trata de decidir, una pregunta no lo es todo, las respuestas pueden ser escasas y en los últimos cinco minutos ya estás varios kilómetros adelante.
  • Cuando las personas creen que estás muerta, en realidad estás congelada y tratando de conectar con tus huesos en posición fetal bajo el sol.
  • Un café siempre caerá bien, no importa la hora, día, lugar y la persona que te lo invite, a menos que tengas que hacer pipi y no encuentres baño cerca.
  • Escuchar la narración de un partido de fútbol de otro país con locutores nacionales puede servir de colchón para acariciar las manos de diferentes generaciones.
  • En cualquier camino te puedes encontrar de todo; desde vacas, perros, personas sucias tirando basura, pero solo en esta época encontrarás a más de diez Judas seguidos.
  • El tiempo se hace más largo cuando estás apunto de llegar a tu destino, y más corto para dormir después del juego de 10 pequeñxs niñxs que se reúnen luego de meses.
  • Nada supera al sabor de la tortilla, excepto el del tamalito recalentado a las 4 p.m. con café y dos perros atentos a tus migajas.
  • El color de las uñas te definirá por los últimos 2 meses, hasta que encuentren gracia en el color de las calcetas que combinan con tu personalidad.
  • Una cámara fotográfica no puede contener todas las sonrisas y cabellos despeinados luego de caminar por 30 minutos al río para meter parte de tus pies.
  • No poder explicar a tu sobrino por qué ya no existe un río y la vaca tiene que tomar agua de la pila cada vez que su dueño se acuerda.
  • Pedir “raid” es una aventura en el país de la desconfianza, se torna misión imposible cuando te falta aire a los 24 años y sos capitalina.
  • Descubrir que aún a los 53 años se puede correr en una chamusca con los primos como porra y el sobrino de árbitro para que pierda el equipo al que apoyas.
  • Bancopoly puede sacar tus más bajos instintos de capitalista, terrateniente, empresarix y codiciosx, y esto deja de importar a las 2 horas de juego cuando te das cuenta que aún no logras recordar el color de tu ficha, no te sabes las tablas de multiplicar y nunca has tenido tanto dinero en tus manos.
  • Tener sexo se considera “pecado” en esta semana ¿Por qué? No te lo explican. Y aún así no lo puedes hacer porque estas a más de 280 kilómetros, lo que si es genial es debatir por horas está idea por mensaje de texto.
  • A falta de Internet, los mensajes de textos son los mejores aliados, eso sí, los párrafos son más extensos y los emoticones casi ausentes para las reacciones (ocupan mucho espacio).
  • El corazón y la piel buscarán regresar a su raíz, el olor a adobe y leña es la mejor combinación luego de subir y bajar por la tierra fértil y frutos prohibidos.
  • Por más que llegue dos veces el pájaro a la casa, no quiere decir que desea vivir en la jaula aunque lo alimentes, no es motivo para cortar sus alas y declararle la guerra cuando intenta escapar.
  • Puede haber demasiado frío para dejar de bañarse, pero no para irse sin probar las granizadas de la prima en el parque central.
  • Si llevas contigo un libro y lo abres frente a un niñx, este sólo aumentará sus ganas de conocer el mundo, su fascinación por las letras y tu amor por sus pupilas.
  • Descubrir que son los mismos rayos de sol que les acaricia el rostro por la mañana hasta que la luna aparece para guardar sus utopías es un recuerdo infinito.
  • No extrañarse de las promesas que no se cumplen, voltear a ver las pequeñas cosas que aún se pueden cambiar para mejorar y ser felices.
  • Siendo una “tradición” se le ve a la mujer como la “fácil, desarreglada, buscona, traicionera” y se sigue juntando gente para reírse y permitir esta asignación de roles, estereotipos y criminalizando.
  • Un “quiero ir” puede convertirse en un “noviembre tornasol” en pleno abril.
  • Los ronquidos se pierden en dos minutos de conexión y rap.
  • Los juguetes pueden ser más económicos en “el pueblo” que en la metrópoli, por lo menos sabes que tus centavos van a la boca de una familia y no al bolsillo del criollo.
  • No pagar por adelantado y tener plan a, b, c… para regresar a casa. Tener paciencia y disfrutar de la fluidez de Chimaltenango.
  • Las despedidas se transforman en “vuelvo pronto” para seguir aprendiendo sobre la vida, los viajes y pausas prolongadas del viento.
  • Lxs gatxs bebés pueden crecer tanto en 4 días y abren los ojos aproximadamente a los 8 días de nacidos. 
  • Siento placer en comer alitas de pollos y ver una película sobre extraterrestres un domingo por la tarde. 
  • Las personas no suelen dar gracias, no suelen eructar con confianza en la mesa por considerarse falta de respeto, ni hablar de popo como algo tan normal. 

Lo último…

  • Perderte +5 días y regresar a Facebook te provoca lagunas mentales, empiezas a debatir sobre redes sociales con tu mejor cuate, para recobrar la importancia de humanizarse y verse a los ojos y terminar escribiendo a las 2 a.m. lo que pudiste guardar solo para ti.
  • (Regresar a casa y dar gracias por encontrar el baño vacío es reconfortante y desinflamatorio).
  • Te das cuenta que escribir y leer es la prueba fehaciente de que no ha muerto tu humanidad. 
Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s