Escribología

Cambio de piel

Tengo una hoja en blanco y las 27 letras para formar en escritura todo lo que soy, lo intangible, lo que solo puedo tocar con el alma, pero trato de crearme en un fondo blanco digital, para que me puedan leer, para que se identifiquen, para que se sanen y para que se salven.

Tengo una base de errores, defectos, caídas y de dolor, de allí he crecido, de allí me he formado, de allí he nacido.

Tengo virtudes y fortalezas débiles con las que me he levantado, con las que me he vuelto a construir, con las que me he vuelto a enamorar, con las que me he vuelto amar.

Creo conocerme, pero cuando menos lo pienso, existe otra constelación desconocida dentro de mí, y entonces vuelve mi regénesis. Soy un universo sostenida por otro más, soy un infinito, soy un mar sin límite de profundidad, sin límite de claridad, sin límite de oscuridad. Soy el círculo que nunca tiene un inicio ni final, solamente giro y vivo.

He aprendido a perdonarme, a sanarme, a levantarme, a aceptarme y sobre todo a amarme.  He aprendido a amar mis bases y mis paredes, he aprendido a sacudirme el polvo de mi rebote en el suelo y a ver mis heridas sin lágrimas en los ojos, solo con las del alma…

He muerto por segundos, por minutos y hasta por días, he guardado lutos y los muestro caminando por las nadas con ropa negra, tomándolos en serio porque son mis nuevos inicios, mis nuevos días, mis nuevos nacimientos.

Entonces vuelvo a decir por primera vez “mamá” y empiezo de nuevo a gatear, todo vuelve a ser frágil, pero mi cerebro ya ha tenido más de 7 vidas y eso me hace ser débil-fuerte, tonta-sabia, humana… -humana…

Y vuelvo a sonreír, y vuelvo a amar, y vuelvo a volar, y vuelvo a soñar y vuelvo a ser yo.  Llena de cicatrices pero con historias por contar, por experiencias que compartir y con utopías que vivir.

Y entonces me amo apasionadamente, y amándome de esa manera soy sostenida por el aire, camino sobre aguas inestables y soy punto blanco en fondo negro y viceversa.

Veo bicicletas volar y animales del zoológico siendo libres, rugiendo, sacando a la fiera que llevan por dentro, pero siendo vulnerables en medio de todo, porque lloro por felicidad y sonrío por tristeza, esa es mi complejidad.

Cambio de piel, en los lutos, en las caídas, en las ganas de morirme y en las ganas de volverme a nacer, en la vida, en las utopías y sobre todo cambio de piel cuando conozco un nuevo universo dentro de mi universo, sostenida por otro más…

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s