Escribología

Flor

Danzantes espíritus, habitantes de este suelo. 

Brotando incesantes, combatientes en horas de duelo. 

Eres instrumento que acompaña al amor naciente. 

Y vas provocando el deseo de actuar en un corazón valiente. 

Actúas como un sentimiento que se entrega en la palma de la mano. Con mensaje impalpable. 

Nacidas y vestidas, alimento de abejas son. Y aún así, desafiantes combatientes. 

Espinoso armamento de la naturaleza, siempre intentando abolir en tu mirada la tristeza. 

Como pequeños indicios, anunciando que el alma del mundo aún vive. 

Siendo como el aire causante del fuego que algún día te cautive. 

Vas y vienes sin interés de tu nombre. 

Desafiando la época, el habla y la historia. 

Inyectando esencias en la piel y la memoria. 

Estándar
Escribología

¿Quién dijo que es fácil?

Un día alguien me dijo que no podría hacerlo, y lo hice,

uno de tantos días alguien cerró la puerta, y otras se abrieron,

otro  día alguien me dijo que no me quería más, otra persona me amo,

el día de ayer alguien me pidió que renunciara a mi sueño, aun estoy trabajando en él.

A veces me toca pasar noches como la de ayer que me dicen que ya no llego… pero cada mañana por mas feliz o triste, por mas aliviada o enferma por mas deprimida o eléctrica que amanezca…

Sigo haciendo cosas buenas, sigo tocando puertas, sigo amando personas, sigo trabajando por mis sueños, pero sobre todo sigo confiando en que todo saldrá bien.

Me abrazo, me doy aliento y confió en el creador.  Creo que no es malo volver a comenzar de nuevo otra vez, ¿Quién dijo que es fácil?

Nada es fácil en esta vida, ¿Quién dijo que todo el año será de lluvia?, lo que puedo asegurar es que  todos los días… sí, sí y sí… estarán llenos de aventuras.

Estándar
Escribología

Conversación

P1: Hoy por la madrugada, cuando llevé mis ojos al cielo,
P2: vi como tu recuerdo sigue atormentado mi sueño…

P3: pero desperté, y despertar era saborear, la simple y compleja, vida…

P4: tremendo suspiro es entonces esta hermosa vida porque nos regala de todo entre dolores y alegrías, entre lágrimas y sonrisas.

P1: Es por eso que cada vez que respiro, trato de disfrutar todo, desde…

P5: la más insignificante risa, hasta la más lágrima desgarradora, desde la única mano amiga, hasta la muchedumbre ensordecedora,

P2: desde el recuerdo de tu piel junto a mi cuerpo, hasta la loca ilusión de que estarías aquí al despertar.

P1: Pero no me arrepiento de nada, de nada de lo que construimos juntos…

P3: porque el tiempo es sabio, el espacio es sabio, el cuerpo es sabio, el aire es sabio, las fuerzas son sabias…

P7: son sabías cuando tu alma se conecta con la razón, sin pensar tanto, ya sabes lo que siente tu corazón…

P6: La vida es sabía y quiero helado de café…

P7: noches en las que no dejo de pensar en los momentos en los que en tus labios me desvanezco…

P2: Y lo quiero de café, porque el café anima mis sueños después de noches de desvelo…

P3: La aparición malcabresta, con la rotunda respuesta que quita secuencia, a tan abnegado palabrerío…

P1: Noches que se han vuelto mi cómplice para llevarte el beso de buenas noches,

noches que…

P3: me hacen dudar, dudar de mi existencia, dudar de mi levedad, dudar de mi humanidad…

P1: pero dentro de mi vacilar, el corazón vuelvo a desnudar, porque perdiéndome en mi dudar, es cuando me vuelvo a encontrar…

P8: en una taza de café, ese café de tu mirada que enciende mis deseos de viajar hasta tu cama, solo por instantes y beberme tu mirada.

P7: Cuando estoy contigo me pierdo en tu mirada, sin saber que de ti podría terminar enamorada, oscilando tú en mi pensamiento cada madrugada…

P6: Y al rato si no estás, me soy suficiente; La vida me ha dado dedos para contemplar el cielo en mi vagina; Al ritmo de las gotas de lluvia que están muy de moda en mayo, mientras los sompopos se deciden salir, ellos saben que estar en la calle es más peligroso y poco rentable que en el preventivo. Aguas! Aguas!

P3: benditos paraguas que estropean la línea, tan mayo y diciembre como pareja en motel, escarchados de corazón, pero soleados en la intimidad…

P6: Que te han visto en la 3era calle de zona 1; Y hablemos sucio y feroz, dejemos la miel un rato, eso no es para amores contemporáneos; Quiero ser mía y tuya, aunque sea por un katún…

P3: el amor de antes, el amor de ahora, el de los ancestros, es de los hijastrxs, el de los ricos, el de los pobres… ese amor es tan como dios…

P6: ¡puta!… me mojo, me vengo, me voy, me mayo, me diciembre, me Escribología, me como un helado de café..

P1: o me tomo un café en lo helado, para vivir ese amor que se ha cubierto con tus raíces, que se fortalece en tu tronco y florece en tus ramas…

P3: en tus ramas, en tus ojos, en tus besos, en tus pechos, en tus nalgas, en tus fluidos, en tu ser, en tu alma, en tu centro

P8: y en mí… este amor que me hace buscarte, pensarte, apapacharte, sentirte, cogerte, verte, admirarte y luego… luego amarte con toda libertad

P1: libertad con la que vuelvo a despertar, despertar en la compleja utopía de volverte a amar…

P8: sí, volver a amarte con suma atracción, como si el fuego de esta guerra se extingue con cada caricia, cada rosa, cada beso y cada gesto, convirtiéndose así tan solo en una maldita fantasía…

Estándar
Escribología

Buen viaje… (relato)

Y si se ha llegado la hora, no me despidas aún,
solo escucha lo que tengo para decirte…

Te deseo el mejor amor del mundo, porque vos lo sos,
deseo que aquella gacela te ame cada día… y noche…
Que te ame más el alma que a tu propia piel,
que te la abrace y te la sepa curar…
que cuando despiertes, su piel huela a café recién hecho,
y que sonrías porque has escogido a la indicada…
corre a sus brazos cada que puedas, bésala y llórala también…
Se vale.

Quiérela, enójate con ella, pero jamás la odies, jamás la golpees,
ni siquiera con tus palabras, entiéndela, amala.
Cuando quiera llorar, déjala, se tú su hombro, su pañuelo, su consuelo.
Cuando quiera gritar, déjala, se tú esa presencia que tanto necesita,
aun si no hay nada que decirle, quédate allí, con ella y sostén su mano.

Cuando sientas que puedes dejar de quererla, vuélvela a ver,
ve su sonrisa, esa sonrisa que provocas en ella, llega ahí, a su felicidad,
a su amor, a su todo, porque al final tú formas parte de su todo.

Yo… yo sabré que irme ha sido lo mejor que he hecho.
Al final, no hubo lazo que me detuviese a tu lado.
Siempre supe que la amaste a ella…
Es por eso que debo de despedirme, pero no me despidas aún…

Escucha…

Llévale flores, margaritas tal vez, rosas blancas, no lo sé,
tú la conoces mejor que yo…
Pero llévale…
Invítala a cenar, se valen las tortillas de harina también,
no importa que sea, lo importante es que estés con ella.
Bésale la frente, la mano, no solo sus placeres.
Sé respetuoso también, contrólate, todo en su momento.

Prepárale la cena de vez en cuando, tal vez un domingo,
tal vez un sábado, tal vez en una noche de viernes,
donde todos quieren estar acompañados por montón,
llévatela a un rinconcito donde los dos sean mayoría.

No la celes, por favor, no la celes, déjala ser admirada,
sonríe, porque otros al final desearían tener lo que
solo tú puedes tener…
Dale el beso de las buenas noches y el de los buenos días,
que cada mañana y anochecer ese sea tu buen hacer.

Y cuando ambos hayan recorrido
la mayoría de la orilla del mar,
ámala aún más, con todas tus fuerzas, con todas tus ganas.
Y cuando notes sus canas, dile que se ve hermosa,
y sé feliz, en plenitud, porque la has tenido por siglos de felicidad
convertidos en años mortales.

Ahora sí, ya, despídeme, porque el tren está en abordaje.
Solo prométeme que…

Que…

Solo dame un abrazo mejor (la abrazó), adiós.

Él la vio y solo supo decir:

Buen viaje.

Estándar
Escribología

Tornasol

12402011_916153581765226_4695211225097665880_o

Foto: Edgar Tuy

Soy mis pezones,

Soy mis lunares,

Soy mis pechos,

Soy mis cicatrices de sujetadores,

Soy la leche salvaje,

Soy el alimento esperanza,

Soy el espacio,

Soy la piel volcánica,

Soy la posada de mis manos,

Soy mis huesos cubiertos,

Soy la dermis opaca,

Soy la preocupada muerte pausada,

Soy el misterio,

Soy la doble moral de la sociedad,

Soy el deseo de los pulmones,

Soy la privada de los sexos…

Lo soy, me he recuperado de las revistas y exageraciones pornográficas que han determinado mi apariencia y “uso”…

VALE decir que somos diferentes, y no exagero, yo soy diferente a mi derecha que izquierda, soy diferente y única, en peso en color, en tamaño, en sabor, en nombre y ejercicio…

Soy mi cuerpo y mi cuerpo es en mí, soy caos y cosmos…

Soy mía, me escribo en lunes, lunes nublado y pausado…

Me he tocado, me he sentido, me he vivido, me he dejado libre…

Hoy decido ser poesía… 

Estándar