Escribología

Memoria

Mis manos tienen memoria, solo cuándo estamos a solas. Sentadas en la arena del tiempo, separando el cielo del infierno, porque de vez en cuándo, les gusta juntarse.

La mentira mayor es la trampa del alma cortada. O ¿Será qué en verdad esta cortada y es por eso que duele tanto?

Solo sé que mis manos tienen memoria, porque estoy segura que en invierno, te he tocado más que la curiosidad. Esa memoria que no me hace ser mejor, que no me hace ser peor. Pero estando de vuelta con mis manos en tu cuerpo. Me haces ser yo.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s