Escribología

Día Gris

No me gustan los días grises, me recuerdan las amargas tardes sin puestas de sol, me recuerdan las mañanas húmedas sin amaneceres, me recuerdan las noches tristes sin luna, sin estrellas que titilan como testigos de los sueños de los niños.

No me gustan los días grises, sé que ellos no tienen la culpa de tener malas compañeras que insisten en tocar mi puerta sin cesar, comenzando con la señorita depresión que vienen encabezando la fila de visitas y terminando con la señora soledad.

Hoy como todos los días grises de invierno, solo pienso en dos cosas, cerrar puertas y cortinas, no quiero salir, mis defectos de fábrica tampoco ayudan, están haciendo estragos, y triste1la segunda es el paradero del bendito chocolate que guardo con mucho recelo para días como hoy, mi mente necesita ayuda para reaccionar.

Tengo pedazos de mi que solo quieren dormir, otros que ya perdieron la lucidez y unos cuantos más que están intentando reaccionen mis pies y yo, tomemos un baño para revivir. No me gustan los días grises, se convierte en días tristes…

Los días tristes… me recuerdan la muerte, esa señora que ya se ha llevado a varios seres queridos, me recuerda que un día como hoy ella vendrá por mí.

Pero ¿Qué culpa tienen los días grises? …

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s