Escribología

Dos treinta a.m.

Esto pasa cuando no tengo sueño… 

2:30 a.m.

Luego de dormir toda la tarde, ver 2 películas, pintarme las uñas, sentir como respiraba mi perrita, ver instagram, llamarte y no contestarme, hacer dos gotas de pipi, me puse a reflexionar:

¿Por qué escribo? Y una más profunda ¿Y por qué no escribir?…

Me ha resultado muy práctico decir que no tengo tiempo, no hay inspiración o que hay cosas más importantes que hacer, también he metido el “tengo miedo de que no les guste”. Entonces ¿escribo por necesidad?, ¿a quién quiero complacer? , ¿en donde quedó que lo haría por mi estado político y por la gana de expandir mi perspectiva?.

Eso me da vueltas en la cabeza. Digo, tengo el espacio, tengo, tengo, tengo; ¿qué tengo?. Si tengo el espacio, lo bueno es que no tengo que pagar (en teoría sólo tener acceso a internet) creo que no hablo (bueno en este caso escribo) muladas, por ahí tengo dos cabezas que me leen, tengo una vida que podría compartir,  ¿con eso es suficiente?…

Podría escribir de: (estoy pensando…) (¡ya sé!) Sexo (ja ja ja ja ja hay mucha mara (gente ps)) que sabe que hablo de eso) sí, de sexo, del que se hace, habla, defiende, es diverso y rico, podría hablar de mi llanto en las calles al ver perritxs huérfanxs (es que eso sería muy triste) ¡qué triste!, a lo mejor hablo de mis experiencias en las clases (no en donde me enamoro de los lic’s, me refiero a cuando me sacan de la clase, me dicen extremista o me tiran casaca mientras me venden libros) y cómo a lo largo de los años he ido aprendiendo mucho (esta es pura casaca) quizá hable de mis miedos (a ponerme vieja (soy una exagerada) a perder mis zapatos, a lo que se mueve), quizá de mis miedos no, esto de escribir no es terapia psicológica (pero, entonces, me contradigo, yo he dicho que esta onda sana),  mejor sí, escribiré de mis miedos.

Puedo escribir de mis viajes (en el último visite un campo de amapola), de mis recorridos buscando la Luna, incluiría un poco de comida, si escribir de que amo comer (y que no puedo cocinar), además, escribiría de que soy irresponsable en la limpieza de mi casa (odio, odio, odio lavar trastos) ja ja ja eso es bien profundo.

Entonces…

¿Por qué escribo? 

¿Y por qué no escribir? 

Para mí, es un acto político, históricamente a las mujeres nos han “otorgado” papeles que responden al espacio privado (esto ya lo he dicho antes), a estar en una casa, cuidar a lxs hijxs, ser la número dos, y sí es una queja, cuando yo estudiaba preferían que participaran los niños, antes que las niñas, en fútbol y luego así en todo, hasta en dibujo y poesía, no los odio, a los hombres, ¡aclaro!, amo a la humanidad, aunque nos estemos matando, hay cosas que no soporto, esto por ejemplo, que las mujeres estemos limitadas a escribir, no se trata de culpa o de valentía, se trata de una lucha patriarcal en la literatura, letra y artes, y que se piense que las mujeres sólo podemos escribir de amor y de un amor sufrido y abnegado (espero no hacerles bolas), hay grandes ejemplos de mujeres que con sus letras han aportado a la academia, ciencia, política, a la vida, al amor y que están repartiendo poder y lucha (en este espacio (Escribología) conozco a un par (están locas)) me refiero a que por eso escribo, aún no descifro si es necesidad, pienso que lo hago como un ejercicio de derecho, para mí es una lucha, me cuesta mucho ordenar mis ideas, plasmarlo de una forma amena y que pueda dejar algo en las cabezas, siempre pienso que si al leer no les gusta o les incomoda, voy por buen camino, la gente no tiene que estar de acuerdo con todo lo que se dice, de ahí es que hoy somos revolucionarias, eso sí, que pueda proponer algo, verdades absolutas no tengo.

Hablo (escribo pues), de mí existir en este plano, por lo menos intentaré, he aceptado el reto, aprendí de una mujer “intento de raPERRA” (Gaby, quien es genial y se auto denomina así), que nos pronunciamos de la rabia y el amor, justamente eso intento; ¿por qué escribo?, mi respuesta corta es: «porque tengo derecho» y quiero hacerlo, me da la gana; ¿y por qué no escribir?, quiero pensar que puedo aportar algo desde mi trinchera, abrir perspectiva y chingar la lectura de alguien con mis disparates.

La neta que mejor me voy a dormir, al rato sigo escribiendo, si quiere leame, si no quiere, mire que hace con su vida… 

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s