Escribología

Conjuguemos :)

Soy valiente, eres valiente, es valiente… somos valientes.
Peleo por la vida, peleas por la vida, pelea por la vida… peleamos por la vida, porque vale la pena.
Amo, amas, ama… amamos, porque es el mejor verbo hecho práctica.

Cuantos motivos hay para estar triste, cuantas razones hay para tirar todo por la borda, cuantas personas existen que decepcionan, cuantas cosas hay que desmotivan, cuanto hay por…

Existen motivos más que suficientes para sonreír, para agradecer, para amar y para no querer dejar de vivir.

Quién no se ha despertado por la mañana creyendo en sí mismo y en que es capaz de tocar con la punta de sus dedos el cielo, que con lo que tiene en ese preciso momento, es más que suficiente para estar agradecido y vivir feliz.  Quien no tiene sueños, que si los contara a todo el mundo le llamarían loco o desubicado.  Quien no ha visto hacia el cielo suspirando y creyendo que la meta que tiene por delante la puede alcanzar.  Por estos momentos en la vida es por lo que digo que vale la pena vivir.

La vida es eso, coraje, valentía, fuerza… esfuerzo.  La vida son ganas de no querer tirar la toalla.  De que, si no hay salida, me la invento y salgo adelante.
El cielo me ha dado vida para disfrutar, para abrazar, para que me llamen loco porque lo que quiero es “imposible”, para sonreír, para compartir, para acompañar, para dar lo mejor de mí.

Continúo, sigo parada en la brecha, sigo luchando… sigo viviendo.  Lo confieso, no es fácil, ustedes lo saben más que yo.  He sido cobarde, he fracasado, he llorado, me he lamentado.  Todo ha sido necesario en su debido momento, y lo agradezco, agradezco por lo que tengo y por lo que he perdido también.  La vida no es solo de quejas, es de buscar salidas, soluciones, cambios, nuevas fronteras.

La vida es creer que más allá de un cielo gris sigue existiendo un cielo espléndido, que espera por nosotros.

Soy feliz.  Aunque tengo motivos para no serlo, lo soy.  Porque me he dado cuenta que mi felicidad no depende del fulano ni del mengano, sino de mí.  Soy responsable de mí.  Eso es algo grande.  Sé responsable de ti mismo.  Sé feliz.

He aprendido, aprendo y lo seguiré haciendo.
He avanzado, avanzo y lo seguiré haciendo.

Continúo, continúas, continúa… continuamos porque la vida es eso.

Y, por último, quiero decir desde lo más profundo de mi corazón que creo en vos, en ti y en usted.

¡Creamos en nosotros mismos!

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s