Escribología

Herida abierta

Y ahí estaba yo…

Con cara de tonto, sonriendo y riendo

pero muy dentro, muy en el fondo de mis pensamientos

con cara de ira, gritando y reclamando…

 

Con aires de desfachatez y cinismo

vienes y me recriminas,

me ves y me desafías,

me gritas y me calumnias

 

Sólo ya no quiero ni pensarlo

Sólo quisiera no saberlo

Sé muy bien lo que pasó

Sé muy bien que puede suceder

 

Me hierve la sangre de solo pensarlo

Pero me enojas más tú

Y de cómo no actuaste

Y de cómo permites hacer

 

Juzgas mal mis acciones, pero

no puedes ni siquiera verte al espejo;

Y es que con una sola palabra

todo podría terminar.

 

Es imposible huir a lo que fuimos

y en el escape nos perdemos aún más.

Pasa que queda una piedra,  que no se puede quitar;

como una herida abierta, que espera el mejor momento

para empezar a sangrar.

 

 

. arHvel.-

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s