Escribología

Un ente.

Existió una vez un ser, un ente, que a pesar de vivir entre el mundo parecía que habitaba en el espacio obscuro y baldío, que aunque el ruido lo acechaba el silencio lo invadía, que la luz le temía y lo único que lo acompañaba era un pensamiento, un sueño.

Caminaba por el mundo como si hoy fuera mañana y mañana, no fuera nunca.

Lo más sincero era su sonrisa y volaba en lugar de caminar, no le importaba nada más que ser…

Un día un rayo de luz lo observó y dijo para sí mismo:

-¿Quién es ese ser?

Y entonces decidió visitarlo a la mañana siguiente…

Todo fue normal, ese ser abandonado y semioscuro era igual o incluso mejor, que otros, el rayo de luz llegó tanto como pudo, hasta que le fue imposible…

El ente creyó que la soledad volvería, sería inminente su llegada, pero al amanecer, se vio rodeado por otros rayos e incluso por una rosa.

Esta rosa compartía sus sueños y delirios, los compartían tanto que se mudaron a su propio planeta e incluso, crearon un nuevo multiverso…

Hasta la obscuridad posee  luz, dijo para sí con una sonrisa el rayo de luz…

APL

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s