Escribología

Pesadilla.

Y al regresar de un mundo de fantasía, de un sueño casi eterno que no había durado nada.

Colocó un pie a la vez, sobre un suelo crujiente y congelado, temeroso de abrir los ojos e incorporarse a su pesadilla.

Pero en cuanto los abrió, el suelo comenzó a caer, a un vacío eterno, del cual sus alas rotas no lo salvarían.

Y aunque sabía que al volver la noche, su mundo de fantasía volvería,

Su sueño era que sus historias se invirtieran,

Para dejar atrás su dulce pesadilla…

PL

Estándar
Escribología

Tópico recurrente

Quiero un amor fantástico…
de esos de cuentos de hada…
con príncipes y princesas…
de esos que fueron felices para siempre…

Quiero un amor enfermizo…
de esos que se toman de la mano…
comparten tiempo aburrido…
y se ahogan en penas superficiales….

Quiero un amor de cultura…
de esos que se dañan y violentan…
que se aman como pueden…
y viven sin vivir…

Quiero un amor con poder…
donde domine y me sigan…
que se amen sin razones…
y se quieren por necesidad…

O… eso quería…

antes de que nuevos conceptos me atravesaran…
arremetieran contra mi ser…
y se fundieran en entendimiento…

Quiero un amor real…
crudo como la vida…
creativo hasta las entrañas…
en mi nueva librearía de conceptos creatividad es igual a libertad.

Quiero un amor rebelde…
que no sea ni rosa, ni fácil…
pero que se construya diariamente…
fundamentado en la humanidad…

Quiero un amor intangible…
que pueda amar a la distancia…
que extrañe y que espere…
y que se transpire en los cuerpos…

Quiero un amor libre…
alejado de ser una necesidad…
del concepto aludido a la sumisión…
uno fuerte, sutil y extrañamente común…

Un amor revolucionario…
que aprecie los ínfimos momentos del tiempo…
que vea en un horizonte diferente…
y que procure con la misma actitud equidistante…

Un amor intransigente…
que piense afuera de la caja…
que no se acomode a la naturalidad social…
que se comunique con conceptos convenidos…

Un amor humano…
que se libere del pasado…
que dimensione el presente…
y que reconstruya el futuro…
Más allá de nosotrxs.

Estándar
Escribología

Una

Una razón se quebró,  una mirada murió…

… Una mentira nació, un corazón se rompió,…

Un deseo llegó, un motivo faltó…

… Todo parecía perfecto para ser cierto..

Una caricia sintió, un beso disfrutó…

Suprimió una sensación por una emoción..

De luto jugó, un delirio vivió…

… Una acción pasó, una decisión tomó…

Estándar
Escribología

Señora

¡Hey! señora luna,

déjeme jugar con sus estrellas,

que al igual que usted,

son muy bellas.

 

No sea envidiosa,

su brillo es sin igual,

pero aquellas perlas,

son más.

 

No piense solo en usted,

ellas son hermosas,

y pueden compartir mi admiración.

 

¡Hey! señora luna,

permítame,

permítase,

permítales,

ser vistas…

Estándar
Escribología

Sin paradero.

Son ya 22 años, probablemente no tengo conciencia de muchos de ellos,

sin darme cuenta fui descuidando el registro de todo, lo bueno,

Quiero entender! a donde se han ido esos momentos,

en los que sin importar el lugar, yo era feliz,

sé, lo siento, siento que en algún momento de mi vida,

conocí la felicidad, perdí el camino,

y con ello el entendimiento.

supongo que alguna vez nada importó,

solo quiero saber donde están esos recuerdos,

pues al día de hoy,

no los encuentro.

Estándar
Escribología

Espejo en el vacío

Érase una vez un centro de práctica psicológica que dejó marcada la vida de una estudiante. La teoría del self ahora impregna su poesía, ahora comparte contigo el cuarto de juegos para terapia con niños y el ambiente que impregnaba las clínicas de atención para adultos. Sale de aquí pues, el nombre que me coloco en ésta página, del último párrafo de éste poema que es la parte que encierra la universalidad de la terapia centrada en el cliente: desde terapeutas, hasta personas.

Me envuelve un alma acogedora y fuerte:

Polvo, relojes y colores me rodean

Y animados seres de mirada inerte

Mientras otros en movimiento se regodean

 

Alto y fuerte el silencio se propaga

Si desespera, toma una pistola y se mata

Llora la sonrisa, se ríe la llaga

Mientras tanto la taza a la tetera se ata

 

Figuras paleo-herpetólogicas rectanguladas

Aletargadas alargan sus cuellos inverosímiles

Por cual teatro con las ventanas cerradas

estrenando obra Sagrada valorada en miles

 

y bajo un bello manto tejido y entretejido

De finas y caprichosas formas

Se animan ante el nuevo forajido,

A meter las patas las airadas normas

 

Me atrevo a decir que los hoyos negros del vasto universo

muestran así, atisbos de su magno centro

¿será un vacío corpulento o un mundo en verso?

Se dice que todo hoyo negro tiene un espejo dentro.

 

Estándar
Escribología

El atisbo perdido del final

Debí haberme imaginado en el tormento,

Que no era la culpa la que me perseguiría

Que sería la emoción de aquel momento

La que… a ti, ingrata, dulcemente me ataría.

 

Infinita la emoción diría que algo se olía

Que hacia el comienzo de algo volaba,

No era más que una cruda y vil tontería

Pues moriría mientras apenas iniciaba

 

Mientras más lento se movía sabiendo,

Que rápido los segundos se pasaban

Más lloraban los besos que adentro…

Muy adentro en el fondo se quedaban

 

Besos, abrazos, miradas y caricias atrapadas,

En un momento finito ardiente,

Latente, que hacia la luz urgente daba zancadas

Pero nunca pasarían de mi mente

 

Bajo una luz tenue moribunda

La perfección era aun así visible

Aún ante la muerte nauseabunda,

Aun ante el final ya previsible

 

Dunas de arena cremosa y tibia,

Entre oasis y flora rica y colorida

Eran el hogar de dulce lascivia

Y de contemplación adolorida

 

Era Espinoza tu mirada estremecida

Por el descubrimiento de algo perdido

Encontraba a mi mente entumecida

Y a mi pecho cálido en amor ardido

 

Mientras se alineaban los astros lejanos,

Tu boca tibia mis labios saboreaba

Mientras trazábamos planes trasmundanos

Tu dedo tembloroso me trazaba

 

Y así, mientras negociábamos con el universo,

Las estrellas chocaban violentamente

Se partían en pedazos en menos de un verso:

Pero el mundo seguía su curso de repente

 

El raciocinio se asomaba tocando la puerta,

La fría noche tocaba las espaldas rojas

Y yo no hallaba al ingrato camino de vuelta…

De vuelta hacia las esperanzas rotas

 

¡haber…denle vuelta a las hojas que se caen!

¡Dejen que se caigan al vacío… al limbo!

¡No!, deja que se queden, en mi se impregnen…

Mira ahora como adornan mi nimbo…

 

 

Estándar
Escribología

Soñé…

Y si! Y si!…
Allí estaba yo frente a mi…
El miedo me invadió y un grito se ahogo con un trago de saliva…
El ruido retumbó en mi, como lo hace el silencio y un calor infernal me invadió.
Pero yo me acechaba como si fuera un ente infernal, como si quisiera robar mi propia alma, alma que ya no me pertenecía…
Y que! Y que!…
Importaba? Si era yo, era yo…
Al final mi ser se desvanecerá como una bocanada de humo pensé…
Lograr quitarle de las manos mi alma a dioses y demonios es mi deseo, soñé.
Y si! Y si…
Lo haré, lo lograré. Volaré, volaré sin temor y pintaré una sonrisa aunque yo esté allí asechandome, no importa…
Viviré?
Solo la vida me lo contará… Pero estoy seguro que lo lograré.

Pues mañana volverá a amanecer, pensé…
PL

Estándar
Escribología

Algo perfecto

Callaría el grito si supiera de dónde viene, a ayudaría a cruzar la calle a ese anciano si supiera a dónde va, y en dónde es que yo estoy ahora.

Mis ganas de ser invisible por fin han sido suficientes, la gente en la avenida transita por ahí, atravesándome, con una tranquilidad que me asusta. El no estar ahí, eso me asusta.

Ya los ancianos no me necesitan para cruzar calles, y los gritos se han quedado sin voz.

Como quisiera que lloviera, eso haría de todo esto algo perfecto.

Me he quedado una cantidad incontable de horas humanas esperando hambrienta, solo para saciar mis ganas de ver las gotas caer.

Estándar