Escribología

Tres-seis-cinco

Los segundos me recorren el cuerpo…
arrugas y estrías me aparecen ya en la piel
porque los años empiezan a hacer sus estragos:
de esos que violan incertidumbres e insolencias.

Tres, seis y cinco…
palabras que representan los días que este ciclo ha regalado…
entre todo y entre tanto…
un aro concéntrico está apareciendo de nuevo…
una gradiente cualitativamente distinta…
que forma en espiral en el que creo desde hace algún tiempo.

Al ras de los celajes rojiobscuros…
y al compás de una rola…
un par de versos acompañan su ritmo…
entre opiniones y artículos…
las diátradas vislumbraron oportunidad.

Caminos paradójicos…
enfrentaron su verdad…
entre inflexiones que vinieron para quedarse;
porque la idea de coincidencia…
desapareció en esta vuelta y media.

De blanco se tiñeron las tristezas…
las gotas se hicieron alegría…
bajo el abrazo de luz amarilla…
se develaron las curiosidad…
de una vida asidua.

Seguiré impuro…
desde una óptica distinta…
a la óptica de la que quisieron
que me impregnara.

Son tan pocos días…
para tantas enseñanzas…
noches de penumbra…
noches de desenfreno…
noches de desencadenamiento…
… de augurios, de humanidad, de amor
y no solo noches…
tiempos, espacios y gentes…
(en algún pensamiento lo mencioné -o quizás lo mencionaré-).

Más kilómetros…
más falsas esperanzas rotas…
más risas y sonrisas…
más cambios constantes…
más muertos que vivos…
pero vivos de ahuevo…

Invoco a los abuelos y abuelas…
a los espíritus que se relacionan en los puntos cardinales…
a los colores del barro y el maíz,
invoco su conocimiento y su historia…
para continuar en esta ironía.

Irónico:
Hoy quizá irradio tristeza: se acaba algo…
Hoy quizá tengo incertidumbre: no sé qué vendrá…
Hoy quizá estoy acongojado: algunas cosas no regresarán…
indudablemente
Hoy también estoy feliz…
todo esto se re re repetirá de una forma diferente a la re re repetida en el ciclo anterior.

Estándar
Escribología

Todo final implica un comienzo

Has sentido que tu vida está llena de ciclos que terminan y comienzan al mismo tiempo, como el ciclo de la luna, el ciclo del agua o el mismo ciclo de la vida.

La vida está llena de momentos en los que sueltas una soga y aprietas otra, para lograr avanzar, está llena de aciertos y desaciertos.

Porque todo al final está lleno de amor y desamor, vida y muerte, tristeza y alegría, logros y derrotas, errores y triunfos, y de finales y comienzos.

Esto es año nuevo para mi, hacer un conteo de todo cuanto hice este año, entregar cuentas de lo otorgado por el creador y trazar metas para un futuro próximo.

Porque sin importar cual sea la suma o resta de lo acontecido, es el creador quien me cuidó, me iluminó y estuvo conmigo.

Estoy demasiado lejos de afirmar que he sido una hija perfecta, pero si agradezco a Dios su amor para conmigo.

Y despidamos al viejito con alegría, que el nuevo año ya está a las puertas de este final, y demos la bienvenida a este comienzo.

Estándar
Escribología

Un día cualquiera.

Esta historia ocurrió en un invierno tormentoso, los estragos de la lluvia eran simplemente increíbles. Cada vez los recuerdos son más difíciles de recordar, se convierten en simples imágenes borrosas…
Todo comenzó temprano, desperté motivado, no recuerdo por qué. Lo primero que hice fue dirijirme a la ducha, en menos de lo que recordaba, estaba bajo la regadera, entré y salí de las puertas sin tener que abrirlas… “Creo que era la emoción”.
En un parpadeo estaba vestido, lo que me pareció curioso fue, que utilizaba el mismo atuendo.
Escuché como alguien entraba en mi casa, entonces salí para encontrarle, era mi hermano, que vestía completamente de negro, pasó junto a mi sin percatarse que yo estaba allí.
No me importó, cuando regresé a mi habitación allí estaba, registrando mis cosas, me enfadé y lancé todo, entonces el salió de prisa.
No comprendía nada, comencé a pasearme por la casa, al llegar a la cocina escuché ruido en la puerta frontal, me apresuré para saber que era, pero en el camino me observé en un espejo, y me di cuenta que flotaba, entonces un ataud atravesó la puerta,, mi ropa estaba llena de sangre, el ataud se posó por fin, el sonido de un arma me atormento.
Que demonios pasaba, al asomarme en el ataud aprecié mi rostro, sentí una vez más como alaba del gatillo, el miedo me volvió a invadir…
Comprendí que tendría que vivir allí el resto de la ETERNIDAD, y que nunca volvería a estar vivo.
PL

Estándar
Escribología

Garabatos

Con los anteojos llenos de diciembre, con el rostro envuelto de navidad, con los oídos acariciados por recuerdos, con las notas de frío y chocolate, con el ponche en el quisiera. Entre garabatos mentales me encuentro o me pierdo, de aquello que ya no es pero que fue.

La mirada borrosa del calzado infantil sobre el pedal de una pequeña bicicleta que no existió, los abrazos que si hubieron, las sonrisas no fingidas, la alegría de siempre… fugaz. Las lluvias torrenciales. El agua de pobreza. El viento de barriletes fantasiosos. La lata envuelta en hilo. Las hojas secas de güisquil. El golpe del balón sobre la espalda. Los raspones de rodilla. El rostro ruborizado por su sonrisa. El dolor inesperado sobre el corazón. El daño causado. El crujir de dientes en la rabia del viaje. Los zapatos nuevos sobre el pino. El olor a ropa nueva. El detener del tiempo en un segundo y volverlo eterno.

Hecho de mayúsculas y puntos, signos y sonidos, construido entre pequeñas oraciones, entre preguntas sin respuestas, entre poco y tanto… entre garabatos.

Las canas, el cansancio, las lágrimas, las alegrías, el dolor, el estrés, el afán, la paz, la inmadurez, la madurez, la necedad, la espiritualidad, la terrenalidad, la distancia, el viento, la lluvia, el agua, el sol, la soledad, la multitud, el silencio, el bullicio, el tráfico, el dinero, la comida… la vida.

En la etapa diferente de siempre la misma.

Estándar
Escribología

Sonrisas que representan dolor

No todas las sonrisas son de felicidad, hoy he comprobado que todas mis sonrisas de este día, han representado dolor. 

Entre el día y la noche he llegado a experimentar una  función de sentimientos, sentimientos que no sé si seguirán siendo los mismos, los cuales pueden ser más intensos o más débiles. 

Cada sonrisa ha representado una lágrima. Cada sonrisa ha representado un “no estoy bien”, lo cierto es que esto ha sucedido por amor. 

Sí, por amor, porque el amor no es sólo felicidad, el amor también es tristeza, tropiezos, caídas pero también es fortaleza y levantadas. 

A veces quiero llorar pero prefiero camuflajear una lágrima por una sonrisa. 

Estándar
Escribología

Excusa

Quisiera escribir mi historia,
pero hoy no poseo memoria,
escribiría un hermoso poema,
pero me han dejado sin tema.

Contará mi propio cuento,
pero hoy no hay más que mierda en mi pensamiento,
pintará un cuadro en un muro,
pero hábito un mundo oscuro.

Quisiera volar,
para mi propio planeta conquistar,
lograr hacer mi propia creación,
o bien escupir mi propia canción.

Con una clave de sol en mi voz,
o una de fa en mis manos, con un sonido atroz,
hacer una obra de arte.

Quisiera olvidar,
lágrimas no tener que derramar,
no quisiera pensar tanto
para que mi vida no pierda, su poco encanto.

¿Por qué?, me pregunto,
Pero preguntar más parece insulto.
¿Quién soy?
¿Hacia dónde voy?
¿Por qué pasa todo, es que hay “un propósito”?

Sería original terminar con un lamento,
Solo pediré que no se lo lleve el viento,
Pues me pertenece,
Aunque con el sueño se desvanece…

PL

Estándar