Escribología

Un hogar, un nido

Me dan la bienvenida miles de recuerdos ajenos

Entre libros, platos y juguetes rotos

Puedo vislumbrarme en momentos amenos

Si me hago espacio entre los zapatos

 

Me han permitido morar aquí, ciertas palomas

Me despiertan con susurros y cantos

Podría dormir en las cajas, podría hacer más bromas

Mientras escucho sus altos llantos

 

Inquilina entre arañas y espejos con cicatrices

Me vuelvo una o las vuelvo mías

Les restriego con amor la escoba en sus narices

O son de nadie…o son solo mías

 

Tirar recuerdos ajenos y hacer unos nuevos

Mientras los hago saboreo los viejos

Mientras los tiro , las palomas ponen huevos

Es su casa, ellas me mandan lejos

 

Es tu hogar cuando descalzo andas

O las sábanas saben cómo abrazarte

Cuando vienen los que quieres en tandas

O las cortinas saben alumbrarte

Estándar
Escribología

Serología

Un extendido temblor…
marca el compás de su ansiedad,
un inoportuno miedo rencoroso
invade la fuerza de su voluntad,
un extensivo enojo en sus ojos,
pone a prueba su sociedad.

Mientras cientos de preguntas,
embargan su cuerpo…
en igual cantidad,
que el número de espermas…
que sus testículos producen.

Hace tiempo que decidió…
(cree haber decidido)…
no le fue para nada bien con ello,
cientas de razones fluyeron…
en la misma dirección que varios sentimientos cambiaron.

Entre la pregunta y la respuesta,
su conciencia encontró…
la pausa y la coma perfecta…
para escribir ciertos versos arbitrarios,
inentendibles, incomprensibles y confusos,
tan igual a su propia verdad.

De la calle a la academia,
una fotografía colorida,
que vio nacer algo que no debía,
fue pasión, engaño y fantasía…
con un fondo medio raro:
bombo, caja y aire contaminado de vida.

Caminó y manejó,
sus hábitos sombríos,
entre sonrisas, sollozos y lagrimitas…
las diéresis y tildes…
fueron la salvación divina,
entre coyuntura, política y amor.

Cuantas cosas hizo…
sin queja ni arrepentimiento,
pero cuantas cosas vio evolucionar,
por la simple necesidad,
de hacerlo diferente…
de intentarlo diferente…
de crearlo diferente…
entre emancipación y deconstrucción.

Se recagó la humanidad,
lucha entre iguales y diferentes,
entre paralelos contrarios,
entre enojo, paz y disfunción social…
entre lógica y dialógica ancestral.

Quizás y porqués se relatan entre líneas,
ya que quizá se pudo hacer todo,
O ya que quizás se pudo no hacer nada:

Porque… se debía, podía, quería, sabía…
Porque… no debía, podía, quería, sabía…
Porque… no debía, ni podía, quería, sabía…
Porque… no debía, ni podía, ni quería, sabía…
Porque… no debía, ni podía, ni quería, ni sabía…
Porque… ni debía, ni podía, ni quería, ni sabía…
Por qués a la ene…
doscientos cincuenta y seis variables,
más las posibilidades que pretenden los no y los ni.

Entre paredes amarillas y negras…
se oculta la verdad de una magia indomable,
entre yesos, números y gansos,
los ojos de un niñx ven sin sentido…
las locuras de otrx igual,
(quizás se comprenden en su inocencia).

Algunos fotogramas,
simulan una irrealidad bajo luces,
manos plagadas de paranoias y deseos,
en unas camas que guardan algunos amores y secretos.

El amor es una temática compleja,
signo complicado,
de significantes y significados viciados,
por una colectividad que se debate,
entre la ciencia y la demagogia,
entre ideas y discursos,
entre feminismos, machismos e igualitarismos…
barreras inexistentes… de conceptos artificiales…
ontología, metafísica y filosofía…
gnoseología o escribología…

La logia del ser: serología quizá.

Estándar
Escribología

Efímero

Susurros al aire, palabras borrosas….

Suspenso en la vida…

Así aparece la luna cruzada en una encrucijada, el sol camina y la tierra se mueve..

La paz del silencio, la vida efímera colección de momentos, gratos y feos, amor y desamor, alegría y tristeza,…

Pasos sin pies, temblando las pupilas, palpitando un corazón…

Avanzando por una razón…

…Vida efímera.

Estándar
Escribología

Visita inesperada.

En un parpadeo, me encontré caminando por la necropolis del recuerdo, sabía que me aguardaba un camino tedioso, Hades sería mi guía fiel.

Una serie de caminos estaban frente a mí, no poseían diferencias, todos tenían calles de piedras y lápidas en lugar de casas.

Mi guía señaló un camino, y comencé a caminar. Cada lápida poseía un recuerdo, algunas eran blancas, otras negras y habían otras de color indefinido, que eran recuerdos sin relevancia.

El camino era largo, cada vez se hacía más oscuro, el negro prevalecía, pero me importaba poco. Divisé una puerta al final del sendero, me acerqué con una gran curiosidad.

Mi acompañante la abrió, y entonces observé como salían llamas del fondo, que alumbraron un sepulcro vacío junto a la puerta, en el cual estaba escrito mi nombre.

Sabía que allí descansaría, pero no temí, ni vacilé, entré en él sin temor, fue allí que desperté en mi cama. Un nuevo día había comenzado, la vida continuaba, al menos por hoy, continuaba, pero tal vez pronto volvería a visitar a Hades, y sería para siempre…

PL

Estándar
Escribología

Momento de Luna

Momento de luna…

Un sentimiento furtivo,
y un recuerdo reciente,
motivaron este momento sublime.

Paredes y vidrios rodeaban el lugar…
el sonido de motos al fondo…
la oscuridad la única atenta…
a un rostro inclinado hacia el cielo.

Inocua fusión entre escleróticas y nubes…
el mismísimo blanco inocente…
cruzó una mirada perdida…
con una risita aguda.

La luz del paraíso…
iluminó su ser…
instante de instantes.

Oportunidad infinita…
para permitirse pensar en millones de cosas,
milisegundo agrandado…
en que el tiempo se detuvo.

No buscó nada,
absolutamente nada,
tampoco pasó algo,
absolutamente ausencia.

Solo respirar el smog del saber,
tras rejas y barrotes…
había una razón para continuar…
un argumento para estar ahí…
y uno más para ser libre.

Esa sonrisa taciturna…
que borró el cansancio de un día largo,
calmó las ansias del trabajo,
y recuperó las fuerzas del cuerpo.

Fue esa sonrisa creciente,
de una omnipresencia interminable…
que me acompañó por dos segundos,
dos segundos que fueron el resto de la noche.

La sonrisa de luna.
Hace un año ya.

Estándar