Escribología

Un hogar, un nido

Me dan la bienvenida miles de recuerdos ajenos

Entre libros, platos y juguetes rotos

Puedo vislumbrarme en momentos amenos

Si me hago espacio entre los zapatos

 

Me han permitido morar aquí, ciertas palomas

Me despiertan con susurros y cantos

Podría dormir en las cajas, podría hacer más bromas

Mientras escucho sus altos llantos

 

Inquilina entre arañas y espejos con cicatrices

Me vuelvo una o las vuelvo mías

Les restriego con amor la escoba en sus narices

O son de nadie…o son solo mías

 

Tirar recuerdos ajenos y hacer unos nuevos

Mientras los hago saboreo los viejos

Mientras los tiro , las palomas ponen huevos

Es su casa, ellas me mandan lejos

 

Es tu hogar cuando descalzo andas

O las sábanas saben cómo abrazarte

Cuando vienen los que quieres en tandas

O las cortinas saben alumbrarte

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s