Escribología

La Muerte y el justo azar

La belleza de una muerte consciente

la observas, la tocas mientras pasa

una muerte pedida, lógica y elocuente

que con la justicia universal te enlaza

 

Mientras las canas blancas adornan

cuales flores en templo colonial bendito

a las arrugas orgullosas no las sobornan

con la vida larga que tuvo, suficiente endito

 

Saborea la muerte elocuente y dura

que segura de su oficio no te olvida

te encuentra cuando el alma madura

¿quién dijo que era peor que la vida?

 

Así, la muerte elocuente y a veces justa

te abraza y te besa en la frente

ya ni el más mísero pensamiento asusta

ya tranquila puede estar la mente

 

Mas me han de perdonar muchos

si en otras formas veo justicia

no necesariamente con cartuchos

que adornan el acto con delicia

 

Con muertes “naturales” de viejos sabios

se olvidan hasta donde llega la justa muerte

envuelta en sollozos besa jóvenes labios

es justicia, si, otros dirán que es mala suerte.

 

Inocente la triste muerte también llora

que sabe la extensión de la justicia

en que el azar es fuerza neutralizadora

entre la bondad y la inmundicia

 

 

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s