Escribología

Visceralidades

Justo ahí en frente
se le metió la nostalgia en los ojos
veía una estrecha desgracia de árboles
colores cerotes los que acompañaban
— la parte alta de las copas.

Una sucesión de sentimientos extraños
recorrieron dentro de su cuerpo;
el espacio vital que habitaba en ese preciso momento
las mismas luces, los mismos pasos
pero era un alma nueva.

La sociabilidad de los hechos
hubiese marcado muerte
pero él ya no desesperaba,
respiraba hondo;
profundamente,
hasta sentir el aire en sus venas y arterias;
las víctimas del genocidio
no habían tenía la suerte que él tuvo,
de experimentar la inexistencia y la soledad
todxs ellxs habían muerto antes de sentir.

Si bien es cierto estaba en la penumbra,
era solo un momento de incapacidad intelectual
que nublaba la forma de juzgar el sentido humano
la verdad de la personas
en ese momento en que se discute:
entre el suicidio u homicidio
en un sociedad injusta.

El atropello de un país
reflejado en las constantes decisiones que toman
la obediencia de un kaibil
la endeble sabiduría de un estudiante
un pueblo con hambre
es un pueblo que lucha por sobrevivir
sin ansias y con deterioro,
se tiene la ley por la que se vota
la decisión trascendental es si votar o botar.

La diferencia estaba en las posibilidades:
carro, moto o transmetro
privada o pública
de cinco tiempos a solo uno.

Al final del día
otra vez
había luchado
habíamos luchado
habían luchado

La separatividad se había hecho presente
con el mismo argumento de siempre
dios, raza, ideología…

Caos
caos
caos

Lo que empezó en él,
terminó en nosotros,
ustedes.

Entre tanta interrogante
al final solo comprendió que:
Su verdad, era la verdad de muchxs*
y viceversa.

*Gobierno de Guatemala
a los 31 días del 8vo mes del año 2018
el día en que se sacó y 
defendió a quien un día fue intruso
Estándar
Escribología

Bonita

Hoy me desperté con mejor actitud que otros días, me peine y ví en el espejo a alguien diferente.

Era la misma de siempre pero con una sonrisa.

Usé una blusa que no me hubiera animado a llevar antes.

Amarillo, como el sol, brillante y “llama la atención”. Amarillo como los colores que no suelo utilizar.

Y salí…

Sin los miedos que me atañen, con caminos sin destino, decidida a no dar marcha atrás.

Y, sorprendida

De la vida, de las sonrisas y las buenas caras que recibí volví a casa más satisfecha que nunca. Con más ganas que en la mañana, y espero…

Qué está actitud nueva que me invade, no se marche. Qué me acompañe mañana y los días venideros de mi existir.

Espero, que no sea la última vez que me sonría al espejo y pueda decirme

Bonita.

Estándar
Escribología

Marcas

Una marca no te hace, una marca te deshace.

Blusas, zapatos, playeras, joyas, maquillaje, bla, bla, bla.

Las marcas fueron creadas para recordar que debes tener “más” que los demás para ser “mejor”.
¿Qué es ser mejor? ¿Qué es tener más?
Lo que te hace falta “según tú”, es lo que te hace ser diferente.

¿Y si todos nos quitáramos las marcas?
Nos daríamos cuenta que todas son efímeras, transitorias, temporales… fugaces.

Porque una marca no te hace, una marca te deshace.

Estándar
Escribología

V O S

Los recuerdos pasaron frente a mi en cuestión de segundos, seguía sin entender cómo era posible sentir tantas cosas en tan poco tiempo.

Nos habíamos visto solo unas semanas, nos tomamos de las manos algunos días y solo nos besamos por unas horas y yo sentía que te conocía desde toda la vida.

A tu lado estaba de viaje; relajada, sonriente y con la confianza y libertad de decir lo que quería sin el puto miedo del “qué dirán”. No imaginé que esa sensación terminaría tan pronto, porque de haberlo detectado, no hubiera apartado mi mirada de tu rostro cuando cantabas cualquier tontería.

Con vos logré ser egoísta, egoísta conmigo. Quería que sintieras lo que era estar de este lado y al mismo tiempo no quería que lo lograras. Fue allí cuando me di cuenta que ya era demasiado tarde para decirle a mi corazón que retrocediera.

Ahora son las tres de la madrugada, estoy sentada en la orilla de mi cama y sigo tratando de describirte, pero cuando tomo la pluma y trato de hacerlo, noto que me tiemblan las manos, la vista y la conciencia.

Dedicar lo que sea siempre estuvo fuera de mis planes, al igual que vos…

Estándar
Escribología

Aquellas pequeñas cosas

Eran esas miradas, tan profundas
Tan dulces
que te hablaban de amor y caprichos

Eran esas caricias ardientes que derretían barreras y te hacían querer siempre un poco más

Eran esos labios
tan suaves y tentadores
Tan dulces e inocentes
que te hacían creerte poeta
Hablando de dulzura y pasión

Era esa sonrisa,
tan cálida
Tan paciente e interesante
Tan tuya
Tan mía

Era tu aliento en mi cuello
El olor dulce de tu cuello
Tus abrazos fuertes
Tus pies que siempre te llevaban hasta mí

Estándar
Escribología

Urgidas y urgentes

Le urgían unos versos
versos secos con soltura
sin rima ni estructura
pero con aires de cadencia.

Se discutían en 4 tandas
como cuatro eran las itinerancias
que sucedían en el sometimiento y la ansiedad
que incurrían entre el verde y el rojo.

Esas rayitas blancas con puntitos luminosos
se convierten en perfecta compañía
para unas lágrimas tentadoras
por las soledades plenilunio

Cuando a la existencia
le acaece la noche partitura
con tempo de baja frecuencia
en intervalos espirales.

Había cosas extrañas en este vacío
hasta no parecía un des-lleno
era muy poco común en noches despejadas
pero a veces la perspectiva se quedaba sin gotas.

No era ni malo, ni triste
era solo la comprensión de los hechos
de una conciencia con dudas
en fotogramas eternos.

La insensatez de la emoción
desequilibró la lógica de humanidad
quebrantando lo más recóndito
de su alma detrás del volante.

Unas letras urgentes
en estrofas urgidas
de asonantes partidas
eran su punto de sustentación.

Estándar