Escribología

Veintinueve

Justamente a esta hora
estaba dando la primera chingadera
desde entonces me gustó esa sensación
decidí continuar.

Han pasado exactamente 29 años
es difícil describir, decidir, explicar
si se va o se viene o si solo está
una nueva gradiente de otro espiral
mil nuevas oportunidades
mil nuevas formas de cagarla
mil más para aprender.

Ya no espero regalos de juguetes
la gente cree que las canas
me han quitado las ganas de ser niño
tanta ocurrencia tiene que venir de algún lado
aún no descubro con exactitud en qué lugar sucede
pero pasa bastante seguido.

Se fue otro año
pero Ixchel e Itzamná
me dieron el regalo de existir
en este ciclo no olvide respirar
no olvide pensar
ni tampoco olvide dudar
pude ser otra luna más.

Bailo al compás de la vida
me muevo con los clavitos de la lluvia
camino con el aire del centro
y los ritmos del interior
la sabiduría de los viejxs
las enseñanzas de lxs sabixs
las fuerzas de los nuevxs.

Me enamoré de los momentos chiquititos
de la Serendipia y la utopía
de las copas altas y verdes
debajo de los rayos de tungsteno
hicimos amistad con el caos
me acompañó en el camino del olvido
para dar pasos alegría y conocimiento

Conocí el arco iris
digo ya lo conocía
pero somos seres en movimiento
y cosas nuevas tenían que suceder
decía, abstraje sus bonitos colores
rojo para muerte
naranja para cielo
amarillo para nubes
verde para soles
azul para sexo
índigo para charizard
violeta para tolerancia
blanco para unión
negro para cosmos
un vergueo de colores
pero no importaba
yo quería que fuera así
eso era, un relajo
y no podía evitarlo.

Repetí en cada escribología
la palabra letra, quizá hasta gastarla
porque las letras se hicieron compañeras
así concluí que debía escribirlas como gente:
frase compañera
oración compañera
palabra compañera
letra compañera
letra amiga
que suscitó, manifestó, dilucidó
como actividad eléctrica
en el corazón que me quedó,
que si bien es cierto
murió…
poco a poco se fue agrandando.

La gente ayudó.

En mi comprensión del tiempo
ni el sentido ni la lógica
eran amantes de la rigidez
con la que la sociedad nos enseña
a coexistir con el atosigamiento
nada de eso…
la vida es más sencilla….

Agradecimiento…
a cada planta y flor
que con ganas y esmero
ha sabido dejar
el tiempo, espacio y cariño
en esta cosa rara —> Yo …

Por eso hay que seguir viviendo…

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s