Escribología

El primero

No habías sido el primero en casi nada en mi vida, pero te juro que fuiste el primer amor por el que llore profundamente.

Esta no era una sensación de corazón roto, como todos decían, esta era la del alma quebrada, la vista ciega y los oídos sordos.

Sé que constantemente me mentía para hacerte la víctima y justificar cada una de tus acciones frente a los demás, y aunque me costó, logré reconocer que no era así.

Hoy admito que te quise y que lo sigo haciendo, pero por primera vez desde que creí conocerte, estoy segura que me respeto y me cultivo en abundancia como para liberarme de ti.

Estándar

Un comentario en “El primero

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s