Escribología

La «Etiqueta»

Sus manos sobre mi espalda…

uffff ella era buena masajista,

claro a mí me encantaba besarle,

cuello, espalda, caderas,

toda ella era mi deliro y yo… su desahogo.

Por impulso pregunte

o quizás solo salieron de mis labios las palabras,

¿Sabes qué hay entre tú y yo?

Ella no vaciló en contestar…

¿Qué sí sé que hay entre tú y yo?

Pues lo que hay es un amor a colores,

divago un momento (…) y continuo,

a veces es azul como el mar, así turbulento y tranquilo, pero a veces es tan intenso como el rojo, lleno de pasión, tiene sus tonos negros, quien no los tiene, puede ser un arcoíris de vez en cuando tenemos nuestros colores…

Pregunte entonces ¿Qué somos?

Ella se dio la vuelta, vi el tatuaje de su espalda,

Y yo volví a perderme en su cuerpo…

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s