Escribología

Mi amigo vegetariano. Células Eucariotas

Él es mi amigo vegetariano, dice que no come carnes, que no mata animales, cada día sus alimentos son los mismos, verduras y semillas, hongos y hortalizas. No puedo evitar sentir curiosidad por su forma de pensar, su forma de ver la vida.

Hace poco muchas dudas vinieron a mi cabeza, somos seres humanos, nacimos con el instinto de casería, con el tiempo establecimos una cadena alimenticia y hemos aprendido que necesitamos de otras especies para sobrevivir, es nuestro instinto.

Pregunté a mi amigo vegetariano ¿ por qué no comés carne? su respuesta fue sencilla: “Es mi estilo de vida”.

Respeto su forma de pensar, su forma de ver la vida, su cadena alimenticia.

Mientras mi mente divagaba, recordé la evolución y la genética, recuerdo escuchar a cerca de lo que nos hace seres vivos, el conjunto de células que nos dan vida, los seres unicelulares, nuestra similitud con otros animales y las células eucariotas que contienen todo el material hereditario.

Lo describían así:

“Los seres humanos nos parecemos mucho a los animales, incluso cuando vamos elegantemente trajeados en un ascensor, pues tenemos ojos, dientes, boca… y por dentro hígado, corazón, pulmones… Como el más vulgar de los jabalíes o de los topos. Comemos, defecamos, estornudamos… Exactamente igual que nuestras mascotas y que cualquier poblador de la selva, la sabana, el desierto. Si comparas la mano de un humano con la de un ratón, verás que son muy parecidas y que tienen cinco dedos.

Y si las comparas a nivel genético verás que se fabrican con casi los mismos genes, solo cambian unos detalles. Sin embargo, las plantas son levemente distintas: no tienen vasos sanguíneos, no tienen intestino… Pero también están fabricadas con células y esas células también dan lugar a tejidos. Y dentro de esas células tienen los mismos orgánulos: mitocondrias, retículo endoplasmático rugoso, núcleo…
exactamente igual que tú”.

No puedo evitar pensar en el estilo de vida de amigo vegetariano, pensar en la evolución y genética, que todos somos iguales y que al final quizá sea lo mismo comer una planta que un animal. Todos somos un conjunto de células.

 

 

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s