Escribología

Instante

Con el tiempo llega el invierno…
Los charcos y lana a los cuerpos.

Y… la mara se queja de lo terrible,
dichosos tienen techos.

Como los osos es necesario invernar.
Refugiarse en la respiración.

Sentir cerca el corazón y añorar el verano.
Mi estación favorita es otoño,
hojas bailando; esas me recuerdan a vos y tus letras.

En la mente aquel sábado saliendo de la u.
El sol pegaba en tu cara y yo tocaba tus testículo.

Luego… solo continuó la vida,
tranquila y en su caos hermoso.

Estándar
Escribología

11 de octubre

Lo confirmé.

Te vi  algo raro desde que amanecí. No eras el mismo que hace un año, pero nunca imaginé que vendrías tan decidido a cambiar todo. Nunca imaginé que traerías un huracán en las manos, el cual solitarías en medio de la calma que había dejado una larga noche de lluvia.

Volteaste todo.

Viniste en silencio pero violento.

Sin compasión me escupiste. Sin razón, arrancaste de mis manos lo trazado para hoy.

¿Cuántos planes truncaste, 11 de octubre?

¿Cuántos reestructuraste?

¿A cuántas personas les sacaste las lágrimas?

¿A cuántas personas les colocaste sonrisas falsas en sus rostros?

¿Cuánta frustración entregaste hoy?

¿Cuánto dolor?

¿Acaso fuiste bueno con alguien, o solo inundaste nuestras ideas para mostrar, como lo hizo la lluvia, que nunca tendremos seguridad si el sol saldrá o la nubes llorarán?

Alborotaste todo, 11 de octubre, pero ya te vas; ya te fuiste.

Estándar
Escribología

La forma del abismo

flexible, se estira en tus adentros

acaricia cada minúscula estructura

puede gritar y puede callarnos

puede caerte como roca dura

 

te atrae con ameno abrazo a su interior

mas adentro aguarda monstruosa

cada prosa dolorosa con candor

cada ola que atrapa tempestuosa

 

el necesario torbellino abrumador

no tiene presentación más sutil

aceptado parte de sí y no como usurpador

es musical y es gentil

 

mientras flota por el aire espeso

atraviesa fuego y también agua

te embriaga tibio y húmedo como beso

y destuerce cada espina metálica cual fragua

 

Es pesado y ligero, te abraza y te abruma, te hace infeliz para que puedas vivir, iluminando cada partícula que llena el abismo…

¿Abismo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estándar
Escribología

Súplica

Quisiera saber a dónde van los muertos, en dónde viven los recuerdos.
Si lo supiera iría a buscarlos, a visitarlos todos los días.
Para darle un abrazo a mi mejor amigo y reírme con él.
Para agradecerle las lecciones a aquel niño que se lo llevó el cáncer.
Para conocer a los niños que no sobrevivieron del cáncer, los niños que se fueron en mi lugar.

Para pedir consejos a mi tía, y disfrutarla un poco más.
Para jugar Legos con mi abuelito.
Para tanto, para tanto, para poder ser libre, para ser débil un segundo, nada más.
¿Donde están? Dónde están… no me abandonen, por favor ¡lo ruego!, ¡lo ruego!

PL

Estándar
Escribología

El invierno

Estaba pensando en ti, en el día que nos conocimos. Dos completos extraños en medio de cuatro paredes infestadas de personas, que luego desaparecerían uno a uno.

Tu sonrisa fue tu carta de presentación, la timidez y malos chistes fueron la mía.

Dos individuos tan apartados del molde, tan lejos de lo que la sociedad solicita.

Fantasee con nuestro futuro desde el momento que salió una palabra de tu boca, estuve deambulando por esos pasillos con la esperanza de volver a soñar contigo, esperando que te dieras cuenta que a quien buscabas era alguien como yo.

Trate de matar esa esperanza, mis sueños, mis ganas. Pero ese festival, esa canción, esa primera foto de muchas fue el ancla perfecta para que mi barco jamás zarpara.

Me conformé con solo verte reír, llorar, soñar.

Hasta que la autopista y el alcohol nos hicieron aterrizar y fusionarnos con ese primer beso, ese beso que daría inicio al incendio que consumiría nuestras vidas.

Por un momento pensé que estaríamos juntos para siempre, eso es parte de soñar. Pero luego vino el invierno, con todas esas lágrimas que helaron mis nervios, mis sentimientos y tus ganas.

Estándar
Escribología

Náufrago

No puedo seguir con esto, no puedo solo.

Parece que fui condenado a morir en esta esquina, todos lo saben pero parece que a nadie le gusta hacer ruido.

Nunca me sentí tan asustado de la oscuridad, hasta que descubrí que ya no tenia esa luz, camino bajo la lluvia, solamente para sentirme vivo, la única forma de saber que existo.

Soy yo? El agua me ahoga en este vaso lleno a medias? Parece que camino en un desierto y el sol cada vez es más intenso, casi puedo sentir el fuego en el que me convertiré

Díganle que si busque ayuda, la busque de mil formas. Pero quien quiere salvar a un náufrago, Cuando está destinado a hundirse en su miseria

Solo me recuerdan una y otra vez lo mal que he gastado este tiempo, tanto que mis huesos están de acuerdo en no moverse más, yo nunca quise estar pendiendo de un hilo.

Yo solo quería vivir, pero quien te enseña a volar? Todos dan una razón para no estar, para no sentir, para no regresar.

Estándar
Escribología

El último favor

Ayer creí que odiándote, mi partida sería más fácil. Desperté y supe que ese no era el camino, así que decidí amarte como nadie lo ha hecho: dejándote libre, rompiendo nuestro hilo; dejándote con tus propias decisiones, con un camino listo para que andes sin cargas ni rencores.

Solo quiero pedirte un último favor, no te lleves nada de mí, ni las sonrisas escondidas que me robaste, ni los abrazos que nos dimos, ni los besos que compartimos, mucho menos las canciones con las que reímos.

Por más que el corazón te quiera convencer que esas cosas te darán las fuerzas en los días grises, no es cierto, no le creas, solo traerán dolor y desprecio.

Por eso te pido que nos dejes en nuestra heladería, deja todo lo nuestro allí, seguramente el frío lo hará morir.

Ahora me despido, no voltearé pero quiero que sepas que desde lejos siempre te amaré.

Adiós, adiós amor, no volveré.

Sé feliz. Vuelve a sonreír, vuelve a creer en el amor.

Estoy segura que pronto vendrá quién levante la sonrisa caída y devolverá el brillo a esos ojos cansados que me enamoraron.

Te quiero ver feliz, sé feliz

Por favor, sé feliz, mientras yo camino a ser alguien mejor.

– Amarela –

Estándar