Escribología

Nueva luna

La invocación del tiempo
despierta el alma sentipensante
de una moldura ósea
con ganas de volver a vivir

Lo que inicia como frío
termina como esperanza
augura alta precipitación 
el switch perfecto; entre ser y no ser

Un advenimiento humano
que retrocede los relojes
como demonios que aligeran
la carga del presente

Dos soles, tres lunas y cuatro estrellas
saturan un cielo que parece menos cielo
de obscuro ocaso a luz amanecer
así resplandece en estos meses

Los mesones se llenan en siete días
la coyuntura prolifera
se topa con oídos sordos
que por estos tiempos hasta parecen ciegos

La decadencia juzga por igual
no se detiene, ¡no se detiene!
ni con mitos religiosos
que ostentan primacía

Itinerancia

itinerancia

i-ti-ne-ran-cia

in-ter-mi-ten-cia

intermitencia

Intermitencia

La bondad de las personas
sufre con la interrogante
de una historia que no ha cambiado
desde que fue creada.

En el cierre de un año
que dejó más reflexiones que dudas
cada persona deberá encontrar su camino,
mientras escribo y sigo en construcción.

Bonita nueva luna.

Estándar
Escribología

Te detesto

Detesto tus suaves labios aún sabiendo que son prohibidos.
Detesto tu tierna y pícara sonrisa, juro que la detesto porque la siento tan mía.

Tus detestables ocurrencias me roban risas únicas.
¡Todo tú me haces… ¡no sé! Descontrolarme, perderme, olvidar que eres prohibido y solo querer detestarte como nunca.

Y cuando nos amamos, detesto que me hagas tan tuya.
No somos amigos, no somos amantes, no somos nada, pero hacemos de todo.

No me importa que seas prohibido, solo te pido que si nos vamos a detestar, lo hagamos con todo el odio posible; porque amo la manera en que nos detestamos.

Estándar
Escribología

¿Será cierto que…?

¿Será cierto que dejamos de amar?, ¿Que nuestro corazón es capaz de borrar aquello que llegó a ocuparlo y mantenerlo?

En este momento estoy segura que no te amo, pero cuando traigo a mi mente lo que vivimos, defiendo a mi corazón, aquel que sé que no es capaz de evitar enamorarse de ti por unos segundos más.

Lo sé porque cuando regreso el tiempo y te veo besándome las cienes, siento que mi corazón bombea más sangre de la que tengo en todo mi cuerpo, lo sé porque cuando siento el olor a café o el fresco aroma de tu perfume mis latidos se intensifican.

El amor no es como el odio… El odio puede irse y perderse, ese puede olvidarse; pero me obligo a pensar que el amor no, que aunque en este preciso momento no amemos, amamos con el recuerdo y el recuerdo nos hace amar.

Estándar
Escribología

Viaje

Al salir, comenzó a caminar por la calle más larga que se ha conocido, buscando en su mente retorcida un pensamiento claro, limpio, tratando de olvidar el frío, el silencio.

El aire le quemaba el rostro y las manos, pero el alcohol disimulaba esa sensación, sus pasos fluían uno tras otro pero su mente seguía atascada en el fango imaginario que lo asfixiaba.

El humo se había disipado, pero la caída se prolongaba en un precipicio inimaginable, el encendedor le regalaba más humo, su andar nunca cesaba.

Sus pensamientos se marchaban y después de mucho lo dejaban en paz, uno a uno se iban, ya no caminaba, ahora volaba, el vórtice en un espejo consumía su espíritu, pero le importaba muy poco, su alma tenía tranquilidad.

Llegó más alto que las nubes, el infinito lo esperaba, azul y estrellado, dibujando un mundo dorado, por fin perdido en el multiverso…

Así viajaría unas horas, hasta que llegara el momento de aterrizar poco a poco, no tenía más opción que regresar al mundo real, que suele ser malo, falso o loco, pero es real, real…

PL

Estándar
Escribología

Otro adiós

Te marchas de nuevo
y a pesar de que ya estás lejos
parece no ser suficiente
para romper mi corazón.

No sabes cómo duele
querer estar cerca de ti
y no poder.

Pensar que la culpa no es nuestra.
Sentirme impotente y saber
que quizá no pueda más
darte un abrazo.

quién sabe cuanto tiempo
me llevará llegar a tu país.
Quién sabe cuánto tiempo
me tomará plantarte un beso.

Ya no sé, si debería llorar.
Ya tuvimos un adiós,
pero este es diferente.

Quiero verte,
contarte mis secretos
escuchar los tuyos
quiero verte,

llamarte por tu nombre
jugar con los apodos
molestar a nuestros hermanos.

Quiero verte,
que vayamos de compras
cocinemos algo solo para nosotras
y reír.

Quiero ser la hermana que no me permitieron ser,
quiero ser esa que te de consejos
que se enoje por prestarte ropa
quiero ser tu ejemplo y tu amiga.

Pero decir adiós tantas veces…
me mata de a pocos,
me mata de a tantos
que no sé cuánto más podré.

Solo espero que uno de estos días,
podamos compartir de nuevo
que la distancia de nuestros padres
no cree una distancia entre nosotras.

Estándar
Escribología

Reflexiones del amor

La mierda que vulnera mi prestigio
momentos prestigitadores
ocultan una verdad ineludible:
la perplejidad del amor

No aprendí a amar
más bien le echo la culpa
a la imposición de las cosas sociales
que han elucubrado mi propia filosofía

En dicho pensamiento
proporcionan mordidos sentimientos
incomprensibles para un hecho científico
que no posee la metodología adecuada

Las parodias, los desastres y las locuras
son la respuesta ineludible
a un actuar erróneo
no hay fenomenología que lo profundice aún

La cultura
La cultura del miedo
La cultura del miedo, la duda
La cultura del miedo, la duda y la inhibición

El miedo, la duda y la inhibición
que estancan al son del silencio
las bocas y tórax con ganas de amor
los corazones que se quedan en impulsos

Certezas obsoletas
coartan hasta coaccionar
el concepto de amor / amar
y la complejidad que lo envuelve

Desde las reacciones químicas
pasando por las interacciones ancestrales
los elogios del sexo
y el condicionamiento heteronormativo

La ininteligibilidad del caos
expresado en el amor,
y lo efímero de su esencia.

Una reflexión más anotada en la libreta.

Estándar
Escribología

Tiempo

¡tiempo! -grite, antes de tomar una pausa para recobrar el aliento mientras jugábamos a las atrapadas. Pero, lo dije también antes de perder en el juego, porque no me gustaba perseguir a los demás.

¡tiempo!, ¡tiempo! pero ahora ¿con qué excusa?

Después de 15 años sigo pidiendo tiempo, y en ocasiones cuando no lo necesito. pero es una barrera contra el miedo.

¡tiempo! como si de verdad fuera a detenerse un segundo, como si tuviera la oportunidad. Pero todo tiene el tiempo medido, el correcto. Y es por eso mismo que seguimos comparando lo eficiente con un reloj, que no falla, que está siempre preciso y exacto.

Siempre me digo que cuando las cosas no marchan bien, necesito darme un tiempo, meditar y tal vez hacer todo diferente. 
Y, es el mejor consejo que me he dado y que he podido dar. 

Quizá porque cuando me di cuenta que necesitaba ir más lento, pude pensar mejor, darme la oportunidad de ver otras opciones y luego, decidir.

Que al final esto no es una competencia, porque sí, el tiempo es relativo, y no funciona igual para mí que para los demás. 

Que soy yo quién decide que hacer con el tiempo que tengo y quizá solo necesito dejar de pedirlo y empezar a usarlo.

Estándar
Escribología

¿Jugamos?

Comienzo a buscarte con pequeñas pistas. Busco y busco hasta que encuentro otra que marca la dirección por dónde debo ir para encontrarme contigo, para saber más de ti.

Le dedico horas y horas a lo que otros dicen de ti, para escuchar tus palabras pronunciadas al viento, para ver tus recuerdos a través de los ojos de los demás. Sé que has dejado banderas amarillas para que te encuentre. Me emociona avanzar cada que veo una de ellas, porque sé que el vernos, está muy cerca.

Ya hace un tiempo que no te siento, pero es en esos momentos cuando me invade la desesperación por estar a tu lado, esa que me da fuerzas de continuar mi búsqueda. 

Me emociona tu voz, tu mirada perdida cuando piensas en algo o cuando estás contemplándome. Respiro profundo y cuando llego a un lugar donde estuviste, respiro tu olor, te respiro y continuo.

Cada vez que te escabulles, con esa sonrisa escondida, me late fuerte el corazón, es nuestro juego, es nuestro camino, es el recorrido que vamos marcando. Al final del día, siempre es NUESTRO.

Voy dejando un registro de cada paso que doy. Formé mi propio mapa hacia ti. Eres mi tesoro perdido, eres la olla de oro al final del arco iris, y, pronto, pronto llegaré. Espérame despierto que en tus ojos me quiero perder.

Estándar
Escribología

Títere

Existe un muñeco, un juguete de cristal, juguetón y divertido pero también muy callado.

Él vive en un planeta extraño, en un circo, a veces es payaso, músico o malabarista, pero la verdad es todo eso y más.

Nuestro amigo suele pensar, aunque no le gusta, suele soñar, aunque a veces lo asusta.

Muchas veces lo han quebrado, al piso lo han lanzado, lo han abandonado, podría decirse que su cordura lo ha abandonado.

Siempre lo levantan y lo pegan para quebrarlo de nuevo, para tirarlo en fuego, ni siquiera le importa ahora.

Solo espera que se acabe el día, para que empiece uno nuevo, para que empiece uno nuevo, para que empiece uno nuevo…

PL

Estándar