Escribología

Febrero

A mí febrero me pesa. Me pone toda su carga en recuerdos. Vence las piernas y el corazón.

A mí febrero me duele. Sin piedad abre las viejas heridas por donde sale todo el dolor, las lágrimas y las palabras que callé.

A mí febrero me da miedo. Pensar en aquel oscuro lugar donde viví hace 12 meses y donde solo tu nombre podía pronunciar, me pone a temblar.

A mí febrero me arranca las ganas de continuar con esta distancia entre tú y yo, pero sé que esa es la mentira que trae este mes pero que hoy se lleva.

A mí febrero me mantenía con vida a costa de mentiras y una estúpida esperanza de verte regresar.

A mí febrero me sigue escupiendo sin consuelo y es que febrero sin ti, me sabe a cualquier insípido día.

Estándar
Escribología

Recordarnos

Amaneció más frío de lo normal. Hace un mes que ya no sonrió igual. Unas cuantas gotas rozaron mi rostro. Bien dicen que febrero es loco.

Han pasado muchos días desde la última vez que nuestras manos encajaron y de aquel beso que entre llanto nos plantamos, deseando no conjugarnos en pasado.

Ahora, que no sé nada de ti, vino a mi mente todos nuestros recuerdos, mostrándome que a tu lado fui feliz.

Las semanas pasaron y siguen pasando como lo hace el perro callejero que no pide permiso para cruzar la calle, corriendo el riesgo de que en su trayecto todo acabe. Porque eso es recordarnos, caer en un precipicio voluntariamente.

Estándar
Escribología

Guerra armada

Te doy una línea cargada de miradas que atacan tu tranquilidad, saborean tus labios, acarician tu cuello y me llevan a la perpetúa, apasionada y deliciosa realidad de esta guerra armada de gemidos y tú cintura que al final decae cual mirada en mi pecho.

Tu paz respirada.

<iiz>

Estándar
Escribología

Segundo Acto

Merezco mi hambre,

La soledad y mi vil ruina

El zumbido de un enjambre,

Perder la llave de la cocina




Saboreo la amargura cual manjar

La nada me atraviesa amable

Se desliza como el aire al respirar

Y mantiene conversación afable




La nada se prostituye con tus ruidos

Con tus imágenes y tus sabores

Ahí andan siempre atentos y fluidos

A escapar de todos sus dolores




Cierro los puños, entre ellos los metales

Pesados, puntiagudos y brillantes

Sus pitas jalan las columnas mentales

Desde antes, mucho, mucho antes




Tarareo sueños espumosos elevados

Rasgan la atmósfera y vuelan

Los corro, pero van siempre apurados

Hago el conteo de los que quedan




Toma mi mano, no…suéltala

Ave en jaula de oro no llora

La número 1 y la 100 es mala

No, no quiero saber la hora.




Me quiero perder en mi espiral

Recibiendo caricias en mis oidos

Enloquecer en posición fetal

Asi terminan los desposeídos…

Estándar
Escribología

Obra sin terminar

abre los ojos, mira al vacío…

trata de encontrar algo que perdió dentro de sí





encuentra una salida trasera

que lleva al mismo infierno…retrocede





busca con desesperación la brújula y el barco

descansa en la orilla y contempla su miseria





arrastra los pasos y se pregunta:

¿qué puede ser tan grotesco como la hiel en la que nada?





pero si es tan espesa no puede salir de ella…

(ríe irónicamente)



busca su brújula y el barco…

¿a dónde iba?

Estándar
Escribología

Me encantas y te amo

Me siento tan bien contigo que cuando debemos despedirnos, ¡no quiero! No quiero que te separes de mí.

Haces que cada palabra me haga suspirar.

Eres guapo, tierno, dulce y causas que mis ojos brillen cuando te veo… Me emociona, me enajena, cierro mis ojos, me imagino que estas frente a mi y muero de felicidad cuando al abrirlo… ¡estás ahí!

Eres real y eres mi cielo.

…quédate conmigo.

Estándar
Escribología

Risitas

Muecas llenas de desvaríos
Espacios vacíos y silencio
Hastío y violencia
Calor y sudor
Cuerpos que no acababan de encajar
Canciones que no se olvidaban
Poemas que no se escribieron jamás
Lágrimas solapadas en risas de bolsillo
Dolores escondidos al amanecer
Risas y más risas
Después de adioses que no se pudieron pronunciar
Con nudos en el corazón
Y estrellas en la mirada
Esas risas que duelen
Esas miradas que gritan “amor”
Esos labios que no dicen nada
Y esos ciegos cansados de oír

Estándar
Escribología

Mes del amor

Extrañamente me dejo acompañar
rezongan arpegios a 90  BPM
voces raras rugen palabras nómadas
que estringen el músculo nevera

Como lluvia al carajo; son las palabras
que se desvanecen en el horizonte
bailan al ritmo del aire
que mi boca utiliza al digerirlas

Son oscilaciones enjundiosas
que se desbordan con los kilos que me sobran
advenimiento se percibe solo final
de esta loquera ha finalizado

Y…

Repito el beat:
culo en la silla
manos al pelo
sonrisas sombrías
e intuiciones razonadas

Ciertos males se reflejan
en los bemoles y sostenidos;
frases esdrújulas, con cambios y sin sentido
que aparentan inteligencia

Todo el orden
ha quedado a la deriva
como los sanguinarios ojos
que alguna vez

De-mos-tra-ron a-mor

Así de lejos ha caído mi credibilidad;
Las crisis existenciales
proceden de estudios de mercado
segmentados sociopsicológicamente;
secretos de pocos

¡A la vagina la co-he-ren-cia!

El sentimentalismo que me ofusca
¡Terminó!
o por lo menos el mes comercial
donde se sataniza el amor

Todo vuelve a la normalidad:
La gente ha vuelto a odiarse
Ya ha comprado demasiado…
Ya ha matado demasiado…
Ya ha muerto demasiado…

Pero existo…
existo porque pienso
pienso porque siento
siento porque escribo
escribo porque escucho
escucho porque veo
veo porque percibo
percibo porque pienso
pienso porque existo

existir, existir, existir…

Estoy “embed” en mi propio caos:
El viejo truco del diálogo entre el diablo y yo.

Estándar