Escribología

Mejor no me digás

Y entonces te das cuenta de que las preguntas difíciles no son difíciles porque cueste hacerlas, sino porque cuesta  responderlas.

Aún así, resulta más difícil  escuchar, digerir y sobrepasar esas respuestas.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s