Escribología

Recordarnos

Amaneció más frío de lo normal. Hace un mes que ya no sonrió igual. Unas cuantas gotas rozaron mi rostro. Bien dicen que febrero es loco.

Han pasado muchos días desde la última vez que nuestras manos encajaron y de aquel beso que entre llanto nos plantamos, deseando no conjugarnos en pasado.

Ahora, que no sé nada de ti, vino a mi mente todos nuestros recuerdos, mostrándome que a tu lado fui feliz.

Las semanas pasaron y siguen pasando como lo hace el perro callejero que no pide permiso para cruzar la calle, corriendo el riesgo de que en su trayecto todo acabe. Porque eso es recordarnos, caer en un precipicio voluntariamente.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s