Escribología

Risitas

Muecas llenas de desvaríos
Espacios vacíos y silencio
Hastío y violencia
Calor y sudor
Cuerpos que no acababan de encajar
Canciones que no se olvidaban
Poemas que no se escribieron jamás
Lágrimas solapadas en risas de bolsillo
Dolores escondidos al amanecer
Risas y más risas
Después de adioses que no se pudieron pronunciar
Con nudos en el corazón
Y estrellas en la mirada
Esas risas que duelen
Esas miradas que gritan “amor”
Esos labios que no dicen nada
Y esos ciegos cansados de oír

Estándar
Escribología

Mes del amor

Extrañamente me dejo acompañar
rezongan arpegios a 90  BPM
voces raras rugen palabras nómadas
que estringen el músculo nevera

Como lluvia al carajo; son las palabras
que se desvanecen en el horizonte
bailan al ritmo del aire
que mi boca utiliza al digerirlas

Son oscilaciones enjundiosas
que se desbordan con los kilos que me sobran
advenimiento se percibe solo final
de esta loquera ha finalizado

Y…

Repito el beat:
culo en la silla
manos al pelo
sonrisas sombrías
e intuiciones razonadas

Ciertos males se reflejan
en los bemoles y sostenidos;
frases esdrújulas, con cambios y sin sentido
que aparentan inteligencia

Todo el orden
ha quedado a la deriva
como los sanguinarios ojos
que alguna vez

De-mos-tra-ron a-mor

Así de lejos ha caído mi credibilidad;
Las crisis existenciales
proceden de estudios de mercado
segmentados sociopsicológicamente;
secretos de pocos

¡A la vagina la co-he-ren-cia!

El sentimentalismo que me ofusca
¡Terminó!
o por lo menos el mes comercial
donde se sataniza el amor

Todo vuelve a la normalidad:
La gente ha vuelto a odiarse
Ya ha comprado demasiado…
Ya ha matado demasiado…
Ya ha muerto demasiado…

Pero existo…
existo porque pienso
pienso porque siento
siento porque escribo
escribo porque escucho
escucho porque veo
veo porque percibo
percibo porque pienso
pienso porque existo

existir, existir, existir…

Estoy “embed” en mi propio caos:
El viejo truco del diálogo entre el diablo y yo.

Estándar
Escribología

Volver

Hay momentos que no me permiten pensar en el pasado
y otros, que no me dejan huir de él.
persiguiendo cada uno de mis pasos
pidiéndome volver.

Hay días en los que creo avanzar más que nunca.
y luego, vuelven las memorias
esas malditas que me obligan
a volver la mirada y no querer cambiar.

Ya no sé si depende de mí
o mejor dicho
de qué parte de mí
con la cabeza o el corazón.

¿Qué es lo que extraño tanto?
¿Por qué no me quiero ir?
No sé si es solo el miedo de avanzar,
de lo desconocido…

-suspiro-

Tarde o temprano tendré que moverme
mientras logro decidir
qué acción tomar
por cuál camino ir

Quizá solo necesito pensar.
o lo que me hace falta
en realidad
es dejar de pensar.

Y actuar.

Volver…

¿¡a dónde!?

volver a tomar el camino hacia delante
o el que me trajo hasta donde estoy.

Estándar
Escribología

Mi ilusión de cada día.

Son sus ojos los que ilusionan mi día a día, cuando me miran no sé qué siento, solo sé que me miran…

¿será que yo me lo imagino? No lo sé, solo sé que me miran y cuando lo hace logra una revolución de sentimientos, así como en una montaña rusa… todo un museo de emociones.

… por eso digo que eres mi ilusión de cada día.

Estándar
Escribología

Lo que importa, o no

Por fin en mucho tiempo había dejado de deshojar margaritas. No tenía que esforzarme por gustarle a alguien, en mostrar o no los tatuajes de mi alma, las heridas y muestras de batalla.

Sin embargo, tú estabas allí… aprobándome en silencio, correspondiendo mis discretas llamadas cada dos minutos, tres horas, cuatro días; abrazando mi tormento y soltándome con dulzura.

No estaba equivocada sobre ti, ni ahora ni antes y esperaba que me hicieras dudar un poco en el futuro. Tú calor era tierra, era luz, era oscuridad.

Me había dado cuenta que importaba quererme, importaba abrazarme, importaba mantenerme e importaba respirarme. Y también importabas tú.

Estándar