Buzón E

300 noches

Era casi la 1 de la madrugada,
Escuché que tocaron la puerta.
Allí estabas tú, 
Tratando de perforar mi mente con tu recuerdo.

Cerré con llave; me dispuse a escribirte, 
Quise deshacerme de tu fantasma con la tinta, inmortalizarte con palabras para que abandonaras mi pensamiento, tal como abandonaste mi vida.

¡No lo logro!  Tu energía sigue conmigo, tu alma aún no se despega.
¿Hasta cuándo el tormento de sentir tu cuerpo cerca del mío no desaparecerá?
¿Hasta cuándo el eco de tu voz seguirá ensordeciendo a mi razón?
¿Acaso no te extrañás?
¿Por qué te dejaste abandonado en mi regazo?

La rutina te ayudó a escoger las horas más duras para agobiarme.Necesito que te llevés a la costumbre; me despierta cada noche a la misma hora para pensarte

Dejaste a la luna para que me acompañara en mi infortunio; te confieso, no me ayuda.
Aparece sin tregua, amenazando con tu recuerdo.
¡Su luz no me deja descansar! 

¡Volvé ya! Tengo 300 noches enviándote mensajes en las estrellas, dicen que no las querés leer.

Volvé, tocá la puerta otra vez, prometo estar más atenta.

Luna

Estándar

Un comentario en “300 noches

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s