Escribología

Regocijo.

Quizá bajar al cielo poco a poco o Desplazarse al infierno paso a paso fue su técnica para escapar, para distraerse.

Pensaba mucho y soñaba más, que todos juntos, decía palabras simples y sólo se escondía en sus ideas.

Algunos creían que era eterno, que tenía más vida que la existencia y que no sentía.

Diremos que fue un ser inmortal que no tenía miedo a nada, , que se interesaba por cosas sencillas y se reía por nada y no lloraba, al menos de día.

Sus ideales duraderos como diamantes no se rompían, tampoco el fuego lo venció y la muerte le temía.

Así aguardó el día tan preciado y soñado, el día que después de agonizar murieron las religiones y los fieles infieles perecieron, el día que los santos se suisidaron y los humanos se comprendieron.

Ese día cuentan que se hizo uno con la tierra y descansó en una cuna cósmica, escuchando el regocijo de la creación, de la paz.

PL

Estándar

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s