Escribología

Poema caprichoso

Princesa consentida para siempre

redundando privilegios de responsabilidad, de billetes

privilegios sexuales, privilegios orales, mentales

no quiere tener un juguete nuevo

el juguete nuevo habla, no, balbucea

el juguete nuevo babea, lloriquea

el juguete nuevo quiere ser importante, importante como ella

ella quiere ser la princesa siempre, dicen:

que con el vientre plano, el trasero esbelto, el cabello suelto

y le besan la frente, y le dan lo que quiere

y ella repite, que la muñeca no quiere

el mundo en caos no comprende y calcula

¿cuánto ha de recibir para poder dar su vida?

para que en lugar de ser la princesa misteriosa llena de letras y caprichos, olvide sus letras y cumpla con caprichos ajenos

cuando se vea al espejo, ya no será la princesa dorada, porque no hay más princesa dorada que la que se pone primero a sí misma y esta…ya no se reconoce a sí misma.

Estándar

4 comentarios en “Poema caprichoso

  1. muy agradecida por el comentario. Y claro…también agradezco saber a que suena el poema, parte del trabajo, además de la expresión propia, es entender como afecta al otro y saber si hay que mejorar la entrega. Este era un poema caprichoso :), se hizo solo y no quiso ser muy calculado, entonces entendí que la interpretación iba tomar vida propia. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s