Escribología

Olvidé los tenis

Es como un viaje que sale mal.

Llegué diez minutos tarde y perdí mi vuelo, olvidé empacar los tenis para subir la montaña, a la falda celeste que pensaba usar en la playa le cayó vino y estoy segura que en casa dejé el televisor encendido.

¿Qué si planifiqué salir más temprano? Claro, y también revisé mi maleta decenas de veces para segurarme que llevaba todo; traté de ser cuidadosa al comer para no manchar mi ropa y al salir de casa, estaba segura que todo se había quedado en orden.

Tú habías sido como un mal viaje, en el que también planifique que todo saliera bien, en que estaba segura que invertir tiempo era lo más justo y en el que mi mente me adelantó pedazos de la vida que quería vivir.

Tú saliste muy pronto de mi vida y yo perdí el vuelo de la mía. Tú olvidaste empacar interés en nuestra maleta y yo había puesto de más. Yo olvidé que el orgullo mancha y tú que no solo las cosas materiales dan luz.

El precio del vuelo era costoso y aún así me animé a pagarlo. No podía regresar el tiempo para solucionar todo, pero estaba segura que un nuevo destino me esperaba y tal vez cuando lo tome también olvide los tenis, pero quizá allí no hayan montañas por escalar.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s