Escribología

¿Mal de amores? para que los quiero…

En más de alguna ocasión en la vida el desamor me enseñó una valiosa lección.

Recuerdo haber leído algo sobre ¿cómo saber que te has curado de desamor?, y la respuesta decía algo como: “cuando ya no tienes la necesidad de estar revisando las redes de esa persona”.

Quizá curarse iba un poco más allá de eso, por mucho tiempo me costó entenderlo, y es que no se trata de recursos, magia, trucos o tutoriales, era amor propio lo que necesitaba.

Todo comienza en poco y gradualmente, nada sucede de la noche a la mañana pero tampoco nadie ha descubierto aún cuánto tiempo necesitas para sanarte.

Porque eso sí, nada pasa si tu no pasas, y eso de seguir y avanzar ya me suena muy trillado.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s