Escribología

Otra historia.

Parado en la tierra sentía como se desvanecía poco a poco, como se consumía el aliento de sus deceos, como se largaba su vida.

Decepcionado, comenzó a desplomarse como aeronave que se precipita al suelo, comenzó a desmoronarse cuál roca inútil, comenzó a caer como si se tratara de un cuerpo inerte que lo único que Espera es el momento en el que golpeará el fondo del precipicio.

intentaba gritar pero no podía, Pues el silencio bullicioso de aquel precipicio brillante Como mil infiernos no le permitía emitir sonido alguno, intentaba salir, pero era más fácil caer, era más fácil, caer.

Se distraía con sus pensamientos, mientras se sumergía poco a poco en la mierda que lo rodeaba, mientras la masa que algún día se llamó cuerpo, permanecía yerto, inerte, inmóvil, mientras, esa masa carente de figura se deslizaba por un fango sepulcral que prometía resguardarlo por el resto de la eternidad…

Se sentía feliz por su espíritu, por fin sería libre, se sentía feliz porque el calor que la vida no le había dado, se lo daría el averno…

PL

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s