Escribología

3:21

Hemos pasado tanto tiempo aligerando los segundos que se nos ha olvidado vivir; sí, quizá ya lo has escuchado antes. Pero duele, duele despertarse un día y darte cuenta que hubo muchas cosas que no valoraste.

Por ejemplo, el último abrazo del abuelo antes de ser internado en un hospital y sin saber que saldría de ahí sin volver a despertar.

O aquella vez en la puerta del aeropuerto en la que te despediste de tu primer amor, creyendo que volverías a verle y no fue así, nunca pasó.

Ese momento, cuando pudiste haber dicho que NO, y sin embargo, te dejaste ir.

¡Qué difícil ha sido volverse adult@!

Que dicen que todo lo bueno ha sido antes pero que lo mejor está por venir… a veces lo dudo, a veces lo creo.

Pero por tan solo un día o un instante, quisiera volver a esas risas, a esos juegos, a esos momentos que hoy son solo un recuerdo borroso y que apenas se refleja en mi mente. Regresar justo al pasaje de la vida al que quisiéramos mejorar o cambiar algo.

Pero no, nos apresuramos demasiado, porque estamos acostubrad@s a vivir la vida sin vivirla y pasar el tiempo sin detenernos en lo que vale la pena.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s