Escribología

Un simple monstruo.

Y si, un día cualquiera sin conciencia, sin ciencia con mucha simpleza, me desperté en un sueño real, no recuerdo cuantos años tenía…

La noche no había sido perfecta, la voz de un monstruo no me había dejado dormir el tenía las palabras correctas, ahora que lo pienso no era malo, solo me hacía compañía…

Pero si, desperté a cualquier hora sin remedo, sin ganas, envuelto en un gran enredo, pensando en el día anterior, lo acepto, con temor…

Sentía que el monstruo me abrazaba, y aunque suene extraño, su voz me consolaba, debía tolerar mi verdad.

El sueño comenzó, abrí los ojos pero la misma imagen mental persistió, hospitales, doctores y rabietas revivieron en mi memoria, y el sabor a quimioterapia, sabor a quimioterapia…

El monstruo ya no estaba, ahora era solo yo, y como un murmullo áspero me pregunté: ¿es cierto?

La pesadilla se repetía, era muy chico aún no me conocía, y creo que me odiaba un poco, solo un poco…

Pero poco a poco me conocí, la pesadilla vencí, abrí la bvoca para decir:

El monstruo me acompañará por siempre desde mi mente, aunque no lo piense se escondera entre la gente, me importará poco porque estoy loco, y sí, si lo mataré aunque sé que volverá…

PL

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s