Escribología

El gallo que no canta al alba

La luz ya no es su musa

insiste en acariciar su rostro con tibieza

pero su voz no sale

le aturde su tardanza y la voz no sale

otro día en que siente la caricia de la luz

pero su cuerpo pesa tanto

sus alas no sirven para volar

¿para qué las ha obtenido?

descubre en su pecho el tic tac de un reloj

lo ha oido antes

“¿porqué te has estropeado?”

“no se cuando ni donde estoy” responde al fin

Sin brújula, sin reloj, sin alas

descubre los objetos faltantes

hay un mapa

pero sin brújula, sin reloj…sin alas

encuentra que ya no pretenderá cantarle al alba

que sentirá la caricia del sol

y esta vez, le verá a los ojos

aunque le aturda y sus ojos luchen por cerrarse

y algún día tal vez le de la bienvenida al primer rayo de luz que acaricie a la nube más alta

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s