Escribología

Ayer soñé contigo

Soñé que me mirabas, que susurrabas mi nombre en la infinita oscuridad…
Te soñé a tí, y me soñé a mi, como dos constelaciones que brillaban al estar en completa armonía, soñé que eramos uno solo, con la música de nuestros corazones sincopados, el recuerdo de un cálido y tierno verano se hizo presente, por unos instantes creí que esto era algo más que un sueño…


Si.


Hasta darme cuenta que era una más de mis pesadillas…


Me mirabas, no, no era a mi a quien observabas, y mi nombre, era el de alguien más, pues la luna era testigo de mi corazón enjaulado, te soñé tan cercano, te soñé tan lejano, el brillo de tus ojos tristes desapareció pues el verano se convirtió en el frío invierno.


Ayer soñé contigo, y desearía no haberlo echo.


Te soñé… en la crueldad de la noche.

G. c

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s