Escribología

El círculo eterno.

¿Lo que hice no fue malo verdad?… susurraba mientras tragaba la saliva más amarga de toda su vida, se repetía mientras su mano se deslizaba y su dedo abandonaba el gatillo que segundos atrás había actibado la bala, con la que se mató…

Mientras pensaba esto su alma comenzó a abandonar su cuerpo, sentía como el mundo de lo material se quedaba atrás, se daba cuenta que el frío suelo donde moría era más calido de lo que aparentaba ser.

Así su último aliento lo dejaba solo, y sus músculos se relajaban, de todas maneras ese cuerpo ya no nos necesita, decían entre ellos.

Pero que importa susurraba con gran fervor, que importa gritaba, en ese instante en el que ya no comprendía si seguía vivo o no.

Aun sentía como la sangre le recorría, pero ya no sentía que la vida se le escapaba, porque la vida ya no estaba, se había marchado para siempre…

Entonces comenzó a escuchar ambulancias que corrían, y se asustó, no quería que lo salvaran… pero en aquel momento divisó una luz, y el sonido de la sirena se hizo más fuerte, comenzó a gritar y llorar con colera, quiso maldecir pero no podía hablar, quiso golpear a todos pero no lo logro.

Se detuvo un momento para observar, y se percató que era muy pequeño, se dio cuenta que todo era diferente, que ya no se reconocía, y entendió que ahora era de nuevo un bebe.

PL

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s