Escribología

Colapso

Podrán decir que exagero al decir que el descontrol de mi ritmo cardíaco es porque ya no estás cerca, pero es que mi corazón no supo qué hacer sin tu presencia.

Late con más fuerza luchando para que no te vayas de adentro, pero ante esa batalla que ya está perdida, pierde el control y se desvanece.

Podrán decir que exagero cuando digo que tiemblo con solo pensarte; que mis ojos tienen alergia de tanto llorarte; que mis suspiros me roba el aliento y siento morir al ya no saber de ti.

Pero no lo hago, no exagero.

Desde que ya no estás una parte de mi cuerpo se rinde y deja de funcionar como lo hacía antes, cuando con verte se triplicaban las ganas de vivir.

No sé cuanto tiempo me queda, no tengo idea de cuántos órganos más desfallecerán, por eso escribo esto, porque pronto ni mis manos servirán.

Decidí ya no pensarte,

no sentirte,

no pronunciarte,

no llorarte,

no suspirarte

Pero mi cuerpo se empeña en gritar que te quedes; sin saber que tú, tapándote los oídos, desde hace veinticuatro meses, huiste a la dirección contraria.

-Amarela-

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s