Escribología

Carta de amor a un extraño

Fue un día cualquiera
Era tarde ya
El viento soplaba
La luna nos miraba
Fue un instante nada más

Apenas te vi
Un instante
Vi tus ojos sonreír
Escuché tus labios hablar
No necesitamos nada más

Rozaste mi mano
Y yo no paraba de temblar
Mi corazón saltaba
Sentí la primavera
Detrás de tu sonrisa

Fue un instante nada más
Un par de palabras
Alguna sonrisa
Y un nombre, nada más

¿Habrá sido el destino?
O ¿quién nos juntó?
Ese dia, en el mismo lugar
Pues yo sentí que te conocía desde siempre

Te esperaré cuándo vuelva la lluvia
Un día cualquiera
Bajo la luz de la luna
Para decir “soñé contigo”
Para verte
Aunque sea un instante nada más

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s