Escribología

Indiferencia

los seres creen que la ausencia es la carencia, cuando sin duda es consiste en la poca capacidad que tenemos de tolerar estar solos.

Existen en las urbes de la vida, soledades colectivas, quizá las mas cruentas a las almas sensibles, pero no existe desamparo tan profundo que aquel que se grita en miradas silenciadas, mientras el ocaso les cubre.

En esas dimorfas terapias de habla, falsas, comunes que solo hablan del autoplacer, surgen agonizantes, las acciones que se amparan en ese ya incinerado concepto, de la distancia social, siglos años, han desbrillantado mentes, pasiones y voluntades.

Las palabras y las faltas de ellas, que hacen sentir mas augusto el encierro del aquel alma, muchos hablan y quien debe hacerlo calla, ausente, distante toda aquella sonoridad nunca llega al lugar indicado y esa caverna llamada corazón, hasta el eco ha decidido la suicida abstinencia.

Cuando eres un roedor de emociones, es un festín la peste de la indiferencia, para muchos rutina, para otros simplemente insensibilidad.

cuando el retorno, es pobre y egoísta, no existe holter en la tierra, que pueda registrar algo que llaman actividad del corazón, allí surgen los demonios monotónicos, dejando estela que para muchos, su bautizado apelativo comúnmente reacciona al escuchar la palabra indiferencia.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s