Escribología

Bendita estupidez

No se necesita la sabiduría más grande para saber cuán grande es mi deseo de caminar junto a ti.

Por eso no me voy, aunque la lluvia empape este corazón, aunque tu banqueta sea fría y tu rechazo martirio que conduce a mil golgotas de sufrimiento.

Sin embargo en mi poco juicio, existe alguien allí que espero pueda salir a la ventana y me vea, hazlo pronto que la hipotermia me acecha.

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s