Escribología

Lo sabías

¿Fue difícil irte sabiendo que nunca regresarías? ¿De dónde sacaste las fuerzas para decir adiós sabiendo que ya no escucharías un hola?

¿Manejaste más despacio de regreso para memorizar lo que tus ojos verían por última vez? ¿Acaso tu corazón se desgarró por completo al ver, desde tu retrovisor, cómo mi silueta se desvanecía ?

Talvez fue el saber, lo que hizo que fuera más fácil olvidarte de mí, pues ya estabas preparado para ese final. Pero yo no lo estaba, porque para mí  despedirme sin tener la mínima idea de que no vendrías más me sigue pateando en las costillas y me recuerda todo lo que pudo y ya no fue.

-Amarela-

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s